Homeopatía General


CULEX MUSCA



(Mosquito)

Sintomas mentales de CULEX MUSCA

* 1 Impaciente, peleador, especialmente cuando lo interrumpen en su incesante ocupación de rascarse para aliviar su prurito o cuando camina para aliviar su inquietud. 2 Ansiedad con miedo a morir. Siente como si lo hubieran envenenado. 3 Indolencia y escasa memoria.

Sintomas generales de CULEX MUSCA

*** 4 Ardor como fuego, y prurito, en todas partes; se frota y se rasca en cualquier sitio en que aparezca una erupción con esas características, y el rascado lo mejora mientras lo hace, pero lo agrava después. * 5 Secreciones y excreciones pegajosas. * 6 Dolores agudos, punzantes, como agujas, peor por la presión leve, mejor por la presión fuerte. * 7 Peor: en una habitación calurosa. Mejor: al aire libre, caminando o moviéndose. 8 Lateralidad derecha.

Sintomas particulares de CULEX MUSCA

* 9 Cefalea frontal al despertar muy temprano, con calor facial, extendida al borde externo de la órbita derecha y al occipucio, con náuseas, peor por el movimiento y seguida de intenso vértigo, peor al sonarse. 10 Plenitud en los ojos extendida a la parotida y lado derecho de cara y cabeza. Bordes de párpados con costras y secreción de líquido espeso. Dolor en los ojos, peor abiertos. 11 Otalgias agudas con secreción acuosa pegajosa. * 12 Secreción nasal acuosa con costras sanguinolentas, mezcladas con secreción verdosa abundante; con prurito dentro y fuera de la nariz, y cosquilleo; se frota y se rasca, y cuanto más lo hace, más arde. Dolor en las coanas con costras verdes que sangran al desprenderlas. Epistaxis al sonarse. Erisipela de la nariz y la cara. 13 Dolor en el malar derecho, que va a la izquierda. Manchas rojas en la cara, que arden como si le hubieran frotado pimienta. Submaxilares hinchadas y dolorosas. * 14 Se moja los labios constantemente. Saliva pegajosa. Mal gusto al despertar. Lengua blanca, seca, hinchada; dormida. Sialorrea: moja la almohada de noche, y de día la traga continuamente. Vesículas dolorosas en los bordes de la lengua. 15 Carraspera matinal de mucus espeso filamentoso, con sangre oscura, o de costras verde oscuras. Ardor y sequedad de la garganta, con dolor al tragar. * 16 Apetito exagerado, debe comer enseguida o se desmaya, peor de mañana. Náuseas por pensar en las comidas, con arcadas. Eructos fétidos. Sed de agua fría, que le da ardor de estómago y diarrea de heces oscuras y fétidas, con tenesmo. 17 Manchas con prurito y ardor en el vientre. Calambres, borborigmos, Cólicos a las 10 horas. * 18 Heces duras en su primera parte, luego blandas. Sale sangre al terminar de defecar, por grandes esfuerzos. Prurito y ardor anal. Ano en carne viva. 19 Ardor del glande; esmegma fétido. Prurito en el escroto en placas circunscriptas, que arden, pican, peor por frotarse o rascarse. 20 Prurito y ardor vulvar, se desgarraría todo. Menstruaciones frecuentes y dolorosas, con sangre copiosa y oscura. * 21 Ronquera matinal. Respiración suspirosa, con constante deseo de suspirar profundamente. Tos con cara roja o cianótica, lagrimeo, ojos salientes y ardor en el pecho, peor de mañana, con deseos de vomitar; seguida de languidez y sudores. Constante deseo de toser y estornudar. Sensación de plenitud y dolorimiento en el pulmón derecho, peor al agacharse e inclinarse hacia adelante; con sensación de banda de goma alrededor de ese pulmón. Dolores cortantes repentinos que corren hacia arriba y abajo. Dolores que van del pulmón derecho al izquierdo. Dolor en el músculo pectoral derecho. * 22 Manos y dedos calientes y ardientes, como congelados. Palmas calientes y pican; el dorso de las manos está frío y dormido. Erupciones húmedas, con ardor después del rascado y deseos de desgarrarse la piel. Miembros inferiores pesados, con una inquietud que mejora al aire libre. Dolores en las piernas, sin que lo mejore ninguna posición. Constante movimiento de pies y manos. 23 Sueño inquieto, da muchas vueltas. Debe levantarse temprano a la mañana para moverse y obtener alivio. Sueña con la muerte y con peleas. 24 Oleadas de calor seguidas de sudores calientes, fétidos y pegajosos. *** 25 Su piel lo atormenta, con terrible prurito, ardor y calor, y deseos de arrancársela en pedazos, mejor mientras se rasca, pero peor después.