Homeopatía General


HYDROCYANICUM ACIDUM



(Acido Cianhídrico)

Sintomas mentales de HYDROCYANICUM ACIDUM

** 1 Inconsciencia con palabras incoherentes. Obnubilación de los sentidos con insensibilidad a los estímulos externos; no siente ningún dolor y está insensible en la insania. 2 Delirio furioso y agitado, se tira de un lado a otro, quiere morder a las personas que lo rodean; con ojos salientes, pupilas inmóviles y contraídas, y taquicardia. Gran irritabilidad. 3 No puede pensar; memoria debilitada; aversión a todo trabajo mental o físico. Depresión, tristeza; angustia y opresión, peor en el hueco epigástrico. Descorazonamiento. Miedo a enfermedades imaginarias. Miedo a caballos, vagones, casas que se derrumban, etc.

Sintomas generales de HYDROCYANICUM ACIDUM

** 4 Convulsiones o espasmos violentos, generalmente tetaniformes o tónicos, con rigidez del cuerpo (que está dirigido hacia atrás), nuca contracturada, cianosis facial, trismo, espuma bucal, pérdida de conocimiento y parálisis. Epilepsia. Tétanos. Estados catalépticos. ** 5 Hay un estado de extrema debilidad y cansancio, una profunda postración que, localizada en los miembros, llega a una verdadera parálisis, que comienza en los miembros inferiores, para ascender posteriormente a los superiores. En cambio, si es generalizada, entra en un estado de colapso, especialmente en casos graves, con frío generalizado (frío de mármol), cianosis (aún en las uñas), bradipnea, pulso muy débil e irregular y casi imperceptible, e inconsciencia. Falta de calor vital. * 6 Peor: de noche y por el movimiento. Mejor: al aire libre.

Sintomas particulares de HYDROCYANICUM ACIDUM

* 7 Vértigo o mareos, con sensación de desfallecimiento o de estar intoxicado, con dificultad para estar parado al levantarse de estar agachado o sentado; con marcha vacilante, y siente como si algo se moviera en el aire, que lo arrastra consigo; mejor al aire libre y peor por el movimiento. Siente como una nube sobre su cerebro. Cabeza pesada, aturdida. Cefaleas sólo de noche; lo aturden; en la frente, en el vértex y occipucio, o desde éste a la frente; mejor al aire libre. Tensión frontal. Cerebro como con fuego. 8 Ojos semiabiertos; inmóviles; prominentes. Dificultad para mover los ojos. Ojos muy abiertos, inmóviles, como paralizados. Pupilas dilatadas e inmóviles; no reaccionan a la luz. Sacudidas en los párpados superiores. Visión turbia; tiene como una gasa delante de los ojos; o ve ondular los objetos. Ceguera. 9 Otalgias; a veces con zumbidos, rugidos o timbres. Hipoacusia. 10 Ardor en las narinas. Dilatación de las aletas nasales, que están cianóticas. Nariz seca. 11 Cara abotagada; avejentado; pálida y cianótica; terrosa y gris. Distorsión de las comisuras labiales. Trismo. Contracciones en los músculos faciales. Labios cianáticos y pálidos. Espuma bucal. 12 Boca seca o con sialorrea. Lengua blanca, después oscura; fría; con ardor en la punta. Rigidez o parálisis de la lengua, que a menudo sale de la boca; pérdida de la palabra. Dolores e inflamación en el paladar. Gusto dulzón o acre. *** 13 Espasmos en el esófago, que se evidencian por el ruido de gorgoteo que hace el líquido que bebe (aunque sea una cucharada de agua) al pasar por el esófago o al entrar en el estómago: es su síntoma clave. Dolor como si le rasparan la garganta y el esófago, con calor y ardor; faringitis; esofagitis. * 14 Anorexia. Sin sed, o con sed ardiente. Náuseas; vómitos de líquido negro. Gastralgias. Frío en el estómago. Presión en el epigastrio, con gran opresión; gran languidez en el estómago. Contracciones espasmódicas en el estómago. Calor y ardor gástricos. Gorgoteo al beber (ver 13). Gastritis. 15 Frío en todo el vientre( con puntadas), a veces alternando con ardor. Borborigmos en el vientre. * 16 Heces involuntarias; con hipo y gran postración. Cólera asiático. Cesación brusca de todas las descargas. 17 Retención de orina; o copiosa emisión de orina acuosa, pálida, con depósito turbio. Orina con sedimento espeso y rojizo. Incontinencia de orina. Ardor en la uretra. *** 18 Ardor y sensación de raspado en la laringe, con constricción, hinchazón e inflamación, cosquilleo y dolores; con aspereza y ronquera. Tos frecuente por picoteo en tráquea y laringe; seca, desgarrante, sofocante, con gemidos. Hemoptisis. Respiración lenta o apurada, ruidosa o estertorosa, profunda y muy dificultosa. Accesos de asma con disnea extrema, con sensación de constricción en el pecho y presión en la región precordial, con ansiedad y cianosis marcada, con palpitaciones violentas con ansiedad precordial y signos de insuficiencia cardíaca (pulso rápido, irregular, hipotenso, con enfriamiento cianosis de las extremidades). Dolores agudos en el tórax, peor al respirar profundamente. Asfixia en el cólera. ** 19 Palpitaciones violentas con ansiedad precordial. Corazón débil e irregular. Pulso rápido, irregular, débil, imperceptible. Congestión venosa. Angina de pecho con dolores torturantes y gritos repentinos, con sofocación. 20 Enfriamiento y cianosis de las extremidades; uñas violetas. Manchas lívidas en las piernas. Ulcera varicosa en las piernas. 21 Bostezos frecuentes, con estremecimientos. Somnolencia, a veces incontrolable, más después de comer. Casi no puede dormir, se despierta con frecuencia. Sueños de muerte o ansiosos. 22 Escalofríos con estremecimientos, especialmente después de medianoche o a la mañana. Sensación de frío interno y externo. Calor en la cabeza con extremidades frías. Fiebre ardiente, con sudores generalizados, peor después de mediodía, con intensa agitación y excitación. 23 Piel seca. Palidez general con tinte cianático. Prurito en varios sitios, sobre todo entre el mentón y los labios. Pústulas o vesículas pruriginosas o ardientes.