Homeopatía General


KALI PERMANGANICUM



(Permanganato de Potasio)

Sintomas generales de KALI PERMANGANICUM

1 Terrible debilidad y languidez, especialmente en los miembros inferiores, que lo obligan a estar acostado.

Sintomas particulares de KALI PERMANGANICUM

2 Sensación de plenitud en la cabeza. 3 Abundante lagrimeo. 4 Dolores agudos que van desde la garganta a la mastoides izquierda, por la trompa de Eustaquio. * 5 Secreción nasal saniosa, estriada de sangre, irritante, ardiente, con obstrucción nasal. Epístaxis a cada intento de destapar su nariz. * 6 Boca y labios muy secos; los labios arden al exponerlos al aire frío. Sialorrea intensa que sale constantemente de la boca, con dolor ardiente o como si estuviera en carne viva, extendiéndose a la garganta, esófago y estómago. Habla con dificultad, y le produce dolores al hablar. Aliento extremadamente fétido. *** 7 La garganta es uno de los principales campos de acción de este medicamento. Garganta seca, hinchada, roja y muy dolorosa, con dolor extendido a los oídos, con incesantes intentos de tragar que le es casi imposible frenar, y con tendencia a carraspear casi siempre ineficaz, aunque lo que arranca siempre está estriado de sangre; con sensación de constricción, ardor y calor que se extiende hasta el cardias, y como si la mucosa estuviera engrósada. Coanas dolorosas. Paladar blando y úvula hinchados, edematosos y de color rojo oscuro. Ulceraciones pequeñas en las paredes de la garganta, con dolores ardientes. Adenopatias dolorosas en el cuello, con dolorimiento en los músculos. Difteria con falsas membranas grisáceas, espesas y adherentes, con los síntomas arriba descritos y gran postración. ** 8 Sin apetito; con sed, pero no puede beber. Náuseas con una constante tendencia a tragar. Náuseas y vómitos, con eliminación de un líquido o mucosidades espesas y viscosas en grandes cantidades y que salen sin dificultad, agravando el dolor de garganta y sin mejoría de las náuseas. Gastralgias ardientes y casi insoportables, que irradian a todo el epigastrio. Sensación de constricción, calor y malestar en todo el esófago y cardias, mejor comiendo. 9 Constipación obstinada. 10 Deseos de orinar con frecuencia, y la orina es copiosa y acuosa. * 11 Dolor en la región del cartílago cricoides, peor a cada intento de tragar. Sensación de tener la laringe en carne viva. Tos constante, corta, dolorosa, con una constante y dolorosa deglución, con náuseas, a veces vómitos, lagrimeo copioso y expectoración saniosa y estriada de sangre. 12 Siente las piernas como si no pudiera moverlas; le tiemblan al querer pararse. 13 Sueño inquieto o insomnio. 14 Cara caliente. Sudores profusos.