Homeopatía General


LACTICUM ACIDUM



(Acido Láctico)

Sintomas mentales de LACTICUM ACIDUM

1 Gran descorazonamiento. Sin memoria. Sarcástico.

Sintomas generales de LACTICUM ACIDUM

** 2 Es un importante medicamento de la fiebre reumática o del reumatismo crónico, con hinchazón, rigidez, sensibilidad y dolores en las articulaciones que se agravan por el movimiento (Brvonia) y saltan de una articulación a otra; especialmente cuando coincide con diabetes. * 3 Adelgazamiento con gran apetito. Astenia con aversión al ejercicio físico. 4 Peor: por fumar. Mejor: por eructos.

Sintomas particulares de LACTICUM ACIDUM

5 Vértigo: al dar vuelta la cabeza bruscamente; al levantarse; al agacharse; de noche; con calor. Congestión cefálica indolora, con intensas pulsaciones en los vasos del cuello. Cefalea con plenitud en el vértex. Cefalea frontal sobre los ojos, extendida a los ojos. Cefalea occipital alternando con frontal. 6 Plenitud en los ojos, con cefalea. Siente como si fueran a estallar los ojos. Fotofobia. Sacudidas del párpado superior izquierdo. Ojos salientes. Midriasis. Siente los ojos cansados. Hiperestesia de la retina, con dolor en y detrás del ojo. 7 Lo altera el ruido. Ruidos, cantos, en el oído izquierdo, al levantarse después de mediodía. 8 Hiperosmia. Epistaxis cada mañana. Coriza intenso con obstrucción nasal, estornudos, mucosidad espesa y amarillenta retronasal; con gusto dulzón. 9 Cara congestionada con cefalea. Dolor y sensación de rigidez en las parótidas. 10 Lengua con saburra blanca espesa; o amarillenta, con mal gusto a la mañana. Lengua en carne viva, roja y dolorida en el lado izquierdo; seca y pegajosa. Boca muy seca, caliente y lastimada. Sialorrea, especialmente en el embarazo. Gusto ácido o a cobre. 11 Sensación de tener un tapón en la garganta, o de plenitud, que lo inducen a tragar constantemente mucosidades, pero no mejora por tragar. Ardor intenso en garganta y esófago, peor al eructar. Sensación de constricción baja en la garganta. Fauces calientes, secas e hinchadas. Dificultad para tragar sólidos; menos para líquidos. Carraspera excesiva. ** 12 Apetito voraz y gran sed. Efectos de la leche que permanece indigerida en el estómago: náuseas, vómitos, ardores y pesadez. Los alimentos parecen agriarse en el estómago. Regurgitaciones acres y calientes, que queman desde el estómago a la garganta. Eructos de gas caliente, ardiente, provocando una gran secreción mucosa, que debe ser eliminada por carraspeo constante; peor por fumar. Náuseas constantes, peor de mañana al levantarse; con regurgitaciones acuosas o vómitos; durante el embarazo, con vómitos; mejoran comiendo. Sensación como si toda la comida se hubiera acumulado detrás del manubrio esternal, con opresión y malestar. 13 Dolor en el ano. Heces blandas; o diarrea con heces amarillo verdosas, con tenesmo. Muy constipado, mueve el vientre una vez por semana; heces duras. * 14 Dolor renal frecuente. Deseos repetidos de orinar grandes cantidades, día y noche, con dolor si intenta contenerse. Diabetes. 15 Erecciones intensas a la mañana, con dolores lumbares intensos que le impiden el coito. Poluciones nocturnas. ** 16 Dolor en el ovario derecho, peor por ejercicios o al caminar rápido. Menstruaciones escasas, retrasadas, abundantes, con dolor en el sacro e hipogastrio y prurito vulvar. Flujo que tiñe la ropa de amarillo; si se suprime aparece secreción nasal. Pesadez y tironeo hacia abajo, como si cayera el útero. Durante el embarazo: malestar matinal, salivación, náuseas y vómitos; regurgitaciones que mejoran con el desayuno. Dolores en los senos que se extienden hasta las manos, con adenopatía axilar. 17 Ronquera, afonía; después de levantarse, la voz es silbante, chirriante cuando quiere hablar en voz alta. Tos dura, seca, ronca, espasmódica, por irritación o sequedad laríngea. Dolorimiento en el lado izquierdo del tórax. Dolor cortante en el tercio superior del pulmón derecho. 18 Dolor lumbosacro extendido a los hombros; peor al caminar. * 19 Dolores reumáticos en las extremidades (ver 2) sobre todo en las rodillas. Ciática derecha, al levantarse de la cama, con pulsaciones constantes, y durando todo el día. Sudores copiosos en los pies. Escalofríos en los miembros. 20 Sueño inquieto, no duerme bien. 21 Frío y, a veces, escalofríos. Oleadas de calor. Sudores copiosos. 22 Piel áspera y seca. Manchas rojas, peor en los muslos. Prurito y ardor, peor por frío.