Homeopatía General


MALANDRINUM



(Nosode preparado con costras amarillentas y húmedas del Casco del Caballo, enfermedad denominada "Ajuagas")

Sintomas mentales de MALANDRINUM

1 Confusión con aversión a todo esfuerzo mental; comprende y se concentra con dificultad. Escasa memoria: no recuerda lo que ha leído.

Sintomas generales de MALANDRINUM

*** 2 Junto con Silicea, Thuva y Sulphur, es el principal medicamento de los efectos, consecuencias o secuelas de una vacunación, ya inmediatos o alejados. Como profiláctico en las epidemias de viruela del siglo pasado en Estados Unidos, antes de la aplicación masiva de la vacuna antivariólica, ha sido mucho más efectivo que la misma vacuna, utilizándose a la potencia 30ª, dos veces por día durante varios días. También ha sido utilizado en el tratamiento de la viruela. Y, por último, para evitar que "prenda" la vacuna antivariólica (en realidad, contrarrestando cualquier efecto negativo de la misma), debe darse a la 30ª la noche anterior y la mañana misma de la vacunación. Puede llegar a borrar cicatrices de la vacunación o curar la herida vaccinal infectada. ** 3 Los síntomas predominan en la mitad inferior del cuerpo (Burnett), y generalmente están peor al anochecer. Lateralidad izquierda.

Sintomas particulares de MALANDRINUM

* 4 Mareos. Cefalea frontal u occipital, en estallido. Costras verdosas espesas, con escamas rojizas o pálidas, con prurito peor al anochecer. Impétigo desde el vértex a la nuca y detrás de las orejas. 5 Rayas rojas bajo los ojos. Dolor en el ojo izquierdo, como si lo serrucharan verticalmente. 6 Descarga profusa de los oídos, amarillo verdosa, mezclada con sangre. 7 Sequedad como en carne viva en el piso de la fosa nasal izquierda. * 8 La piel de la cara y cuello arde y se paspa después de afeitarse. Eczema facial con intenso ardor, edema y secreción viscosa. Costra amarillenta sobre el labio superior. * 9 Lengua amarillenta con una raya rojiza en el centro; hinchada; grietas y alteraciones en el centro. Aliento muy fétido. Aftas a repetición. Encías hinchadas, ulceradas, retraidas y que sangran fácilmente y duelen (no puede cepillarse). Fuliginosidades en los dientes. Garganta y amígdala izquierdas hinchadas y dolorosas. * 10 Sin sed, el agua le da náuseas. Sensación de vacío o desfallecimiento gástrico, con temblores y desmayos, que no mejora comiendo, aunque está hambriento. Náuseas; vómitos biliosos. Dolores periumbilicales. * 11 Diarrea con heces amarillentas, oscuras o negras, muy fétidas o de olor cadavéríco; a veces casi involuntarias. * 12 Erecciones violentas y dolorosas. El niño se toca constantemente el pene. 13 Impétigo vulvar con costras amarillo verdosas y marrones. * 14 Dolor intolerable en la espalda, especialmente en el sacro y bajo el omóplato izquierdo; como si lo hubieran golpeado. ** 15 Panadizos en uñas de pies y manos. Impétigo en el antebrazo. Dolores sobre todo en la tibia izquierda. Petequias en los muslos, más a la izquierda. Tobillos flojos, se le doblan fácilmente. Prurito intenso en pies y dedos, peor por frotarse o rascarse. Intensa sudoración en los pies, con olor cadavérico, que le quema o escalda los pies; sudores fríos en las plantas. El prurito y los sudores reaparecen o se acentúan al dejar colgar los pies. Grandes ampollas en las plantas de los pies, con exfoliación de la piel. Profundas grietas dolorosas y sangrantes en las plantas de los pies. Pies dormidos. 16 Sueño inquieto. Sueña con peleas. * 17 Piel grasosa; erupciones grasosas. Caspa. Viruela. Sarampión (incluso como preventivo). Impétigo. Antrax. Abscesos. Piel seca, áspera. Manchas rojas en las piernas, que no desaparecen por la presión.