Homeopatía General


MERCURIUS CYANATUS



(Bicianuro de Mercurio)

Sintomas mentales de MERCURIUS CYANATUS

* 1 Excitación, ira, peor al esperar. Muy malhumorado después de comer mucho. Locuacidad.

Sintomas generales de MERCURIUS CYANATUS

*** 2 Postración profunda y rápida; con gran debilidad, que le impide estar parado; a veces se acompaña de frío y cianosis. Debilidad durante la diarrea. Desmayos repetidos. Temblores. *** 3 Es uno de los remedios más importantes, sino el principal, de la difteria, especialmente en las formas malignas, con localizaciones en boca, garganta (ver 10) y ano. Es también utilizado como profiláctico. En uno y otro caso, hay autores que consideran la 30ª como la mejor potencia. 4 Peor: al comer y al hablar. Mejor: por la leche.

Sintomas particulares de MERCURIUS CYANATUS

5 Vértigo al sentarse en la cama, con ruidos en los oídos. Cefalea intensa en la primera mitad de la noche. 6 Ojos hundidos, fijos, inyectados. Midriasis. Querato iritis sifilítica, con dolores nocturnos. 7 Oye timbres en sus oídos. 8 Epistaxis frecuentes y abundantes de sangre oscura. Cara cianótica o pálida. * 9 Dientes doloridos; encías hinchadas, con placas blancas. Lengua: amarillenta en la base; negra; hinchada, con bordes rojos; gris; con ampollas y ulceraciones irregulares. Ulceraciones grises en toda la boca, o blanquecino grisáceas; placas diftéricas. Boca inflamada, con sialorrea, aliento fétido y gusto amargo, astringente o metálico. Inflamación de las glándulas salivales. *** 10 Enrojecimiento intenso de los pilares del velo del paladar, con gran dificultad para tragar. Pseudomembranas espesas y griváceas que se extienden a toda la garganta, pilares, amígdalas y cara posterior de la laringe, y hasta la laringe (crup diftérico). Difteria maligna, gangrenosa o pútrida. Ulceraciones fagedénicas en la garganta, con destrucción necrótica de los pilares y del velo del paladar. Amigdalitis folicular izquierda. Uvula edematosa. Garganta crónicamente dolorida en locutores, con dolores al hablar y la mucosa con placas como en carne viva, como si fuera a ulcerarse. * 11 Intensa sed, ardiente, pero vomita enseguida lo que ha bebido, no así la comida. No tolera las sopas o las bebidas calientes, siempre le parecen muy saladas. Tiene arcadas al pensar en la comida. Hipo incesante. Epigastrio sensible a la presión. Cólicos en el vientre después de cada deposición. Vómitos biliosos o sanguinolentos. * 12 Hemorroides con dolores al estar sentado. Dolores insoportables en el recto. Placas diftéricas perianales. Diarrea con frecuentes deseos de defecar, precedida de cólicos intensos y con tenesmo violento. Heces escasas, mucosas, sanguinolentas, verdosas, fétidas. Descarga anal de líquido fétido o pútrido o heces negras. Enrojecimiento perianal con erosiones y fisuras. Constipación obstinada. 13 Micción dolorosa. Nefritis aguda con gran postración y escalofrios. Anuria. Orina de color ambar oscuro, escasa, con albumina. 14 Escroto de color azul oscuro. 15 Ronquera con dolor en la garganta que se agrava al hablar. Tos crupal. 16 Debilidad cardíaca. Violentas y repentinas palpitaciones. 17 Inflamación de la muñeca derecha, con edema del antebrazo. Venas varicosas en la pantorrilla y hueco poplíteo izquierdos, muy sensibles al más leve contacto. La pierna se hincha cuando está parado. Extremidades heladas. 18 Todo el cuerpo está helado, y la piel húmeda y fría. Gran sensibilidad al frío.