Homeopatía General


NAJA



(Naja Tripudians. Veneno de Cobra)

Sintomas mentales de NAJA

** 1 Deprimido, triste, ansioso, melancólico, cavila constantemente sobre imaginarios errores y desgracias; tristeza e indecisión, como si todo hubiera sido hecho equivocadamente, aunque percibe perfectamente lo que debió haber hecho y que no pudo evitar el no hacerlo. Estos pensamientos, que vagan por su mente, lo conducen a tener bruscos impulsos suicidas. Tiene delirios y alucinaciones frecuentes. Aversión a hablar. No le gusta que lo dejen solo. Miedo a la lluvia. Siente que está bajo un control superhumano o que tiene dos voluntades en él. 2 Sensación de estupor o confusión; está como ausente o muy olvidadizo; habla con dificultad. Estados de semiinconsciencia o coma. Incontinencia de esfínteres.

Sintomas generales de NAJA

* 3 Agravación o aparición de síntomas de noche, caminando, acostado del lado izquierdo, por el alcohol o vino, por el tacto, después de dormir, por el uso de estimulantes, viajando en un vehículo, por la humedad, por comer, por esfuerzos, por el movimiento, por el frío (es muy sensible al frío) o sentado. Mejor: acostado del lado derecho, caminando al aire libre, fumando. * 4 Lateralidad izquierda de los síntomas; o van de izquierda a derecha. * 5 Sensación de que los órganos están tironeados unos hacia otros, especialmente ovario y corazón. 6 Temblores. Depresión mental y física. Hinchazón del cuerpo. Movimientos convulsivos de boca y extremidades. Inquetud a la tarde.

Deseos y aversiones de NAJA

7 Deseo de estimulantes.

Sintomas particulares de NAJA

* 8 Vértigo. Sensación de vacío o aturdimiento en la cabeza. Cefalea congestiva, con dolor en la sien izquierda y en la región orbitaria y sobre el ojo izquierdo, que irradia a la región occipital, con latidos intensos, náuseas y vómitos; peor por el movimiento, a las 15 o a las 3 horas, en una habitación calurosa; mejor al aire libre o después de mediodía; con depresión. Cefalea que aparece al cesar la menstruación. Sensación que el cerebro está suelto en la frente. Sensibilidad del cuero cabelludo. Caída de cabello, especialmente en el vértex. * 9 Mirada fija, ojos muy abiertos e insensibles a la luz; midriasis con arreflexia pupilar. Párpados superiores hinchados y lívidos; pesadez y ptosis. Dolor en los ojos y visión confusa al leer, debe frotárselos frecuentemente. Dolor ardiente detrás de los globos oculares. 10 Zumbidos en el oído izquierdo. Oye un ruido como de un molino al despertar. Otorrea crónica, con secreción negruzca con olor a salmuera. Otalgia. * 11 Coriza o fiebre de heno; con asma; peor en Verano o Primavera; con obstrucción nasal, peor al aire libre; con secreción acuosa y acre. Nariz dolorida, roja e hinchada. Narinas irritadas. 12 Cara pálida o lívida o amarillo verdosa; expresión ansiosa. Neuralgias faciales. Cara roja y ardiente, más en las mejillas. Trismo. Labios secos, agrietados, excoriados, doloridos; con fuliginosidades de color púrpura. Dolor en la mandíbula del lado derecho, en el maxilar superior, en el cóndilo maxilar izquierdo. 13 Encías inflamadas, hinchadas, calientes y dolorosas al tacto. Odontalgias y dolor facial peor de noche. 14 Boca completamente abierta, lengua fría. Lengua con saburra amarilla espesa; o blanca. Boca muy seca. Ulceras en el frenillo. Espuma bucal. Gusto insípido, amargo, ácido o metálico. ** 15 Sequedad de la garganta con sensación de estrangulamiento o constricción y sofocación, como si se ahogara. No tolera ninguna constricción o contacto en el cuello. Calor ardiente intenso y sensación de pinchazos de aguja en la amígdala izquierda; con enrojecimiento y dolor al tragar. Garganta de color rojo oscuro, áspera y con mucosidades. Estrechez de esófago, con deglución difícil o imposible. 16 Anorexia. Sed. Eructos. Ardores, acidez. Náuseas y vómitos, con sensación de desmayo. Indigestión, sensación de tener piedras después de comer. 17 Vientre hinchado; flatulencia con borborigmos. Cólicos, con dolores cortantes, sobre todo umbilicales. 18 Urgente deseo de defecar, con diarrea profusa, brusca, mucosa o biliosa, blanca o verdosa, precedida de dolores de vientre. Constipación. Siente que va a expulsar heces grandes, y al salir es chica. Calor anal con ardor. Cólera, con disnea y casi sin pulso. 19 Malestar en la vejiga. Orina rojiza, con sedimento rojo mezclado con mucus. 20 Deseos sexuales aumentados, con erección ausente o escasa, con depresión. Dolor ardiente en el lado derecho del pene. Poluciones nocturnas. ** 21 Dolor como calambre en el ovario izquierdo, extendiéndose al corazón, y con la sensación de que un hilo o un nervio doloroso tironea de ambos órganos uno hacia el otro; peor antes y al comienzo de la menstruación, decreciendo luego basta el próximo período. Flujo blanquecino y líquido a la tarde. Altibajos en la secreción láctea. ** 22 Tos con ahogos y sofocación, como si lo estrangularan, irritante y seca, de origen cardíaco, peor por movimientos o esfuerzos; a veces con hemóptisis que no tiende a coagular. Expectoración mucosa blanquecina. Dolores sordos o lancinantes en el tórax, peor al respirar profundamente. Dolor en los músculos pectorales izquierdos a la mañana. Dolor y opresión en el pecho, como si le hubieran introducido un hierro caliente. Dolor en la parte inferior del hemitórax derecho, peor acostado sobre el izquierdo. Dolor a la derecha del esternón. Asma, especialmente siguiendo a un coriza espasmódico. *** 23 El corazón es el campo de acción principal de Naja. Trastornos cardíacos con muy pocos o ningún síntoma que puedan guiar hacia un medicamento; o en niños. Indicado para restaurar un corazón dañado por una inflamación aguda, o para aliviar los sufrimientos ocasionados por una hipertrofia cardíaca crónica, o por lesiones valvulares. Palpitaciones que aparecen o se agravan al hablar (especialmente en público, le impiden hablar porque lo ahogan), al despertarse, al caminar, por el movimiento, por esfuerzos, al subir escaleras, por mover los brazos, al darse vuelta en la cama, acostado del lado izquierdo (no puede estar), por cualquier excitación o por tomar vino; palpitaciones audibles. Insuficiencia cardíaca, extrema debilidad cardíaca, con sensación de depresión y malestar precordial, con pulso regular en su ritmo, pero írregular en su fuerza, a veces filiforme y apenas perceptible. Ansiedad y peso precordial. Pulso que puede pasar de 120 a 32. Angina de pecho, con severos dolores precordiales extendídos al hombro, cuello y miembro superior y mano y a la espalda izquierdos, con adormecimiento del miembro superior izquierdo, con ansiedad y miedo a morir. Endocarditis agudas y crónicas. El dolor precordial, a menudo punzante, se agrava viajando en un vehículo o acostado sobre el lado izquierdo (sólo puede estar sobre el derecho). Asma cardíaca. Lesiones valvulares con soplos cardíacos. 24 Calor y dolor entre los hombros en cardíacos. Dolor cortante en la nuca. Golpe doloroso desde el ángulo interno y superior del hombro izquierdo hacia adelante. Sensación de cansancio en las vértebras dorsales, con ardor. Dolores reumáticos en la espalda. Dolores en la espalda a la mañana al despertar, peor por mover los brazos. 25 Brusca pérdida de fuerza en los miembros. Dolores reumáticos erráticos, peor a la izquierda; dolores peor al despertar y por el movimiento. Adormecimiento en los miembros superiores. Extremidades frías y cianóticas con cabeza caliente. Sudores copiosos en manos y pies. Brusca debilidad en los miembros inferiores cuando camina al anochecer; marcha vacilante. Dolor en los muslos. Cosquilleo en los pies. Dolor tironeante en la parte inferior del tendón de Aquiles, peor por el movimiento, mejor al anochecer. 26 Gran somnolencia; sueño profundo con respiración estertorosa. Sueños vívidos; con acontecimientos del día, con asesinos, suicidio, fuego, etc. 27 Cuerpo frío y colapsado; pies helados. Fiebre sin sed; oleadas de calor a la cara, peor del lado izquierdo. Sudores fríos y pegajosos generalizados. 28 Piel hinchada, moteada y de color púrpura oscuro. Sensación de prurito, cosquilleo y reptación en la piel. Ampollas pequeñas y blancas, con una base inflamada y mucho prurito. Granitos en labio superior y nariz. Gangrena. Sabañones dolorosos en los pies. Púrpura.