Homeopatía General


NEFRINA



(Riñón Total) Se inicia a la 6ª C. en el tratamiento de la pequeña insuficiencia renal, con la urea sanguínea entre 0,50 a 1 gramo por litro; dado 2 a 3 veces por semana, "a menudo es suficiente para restablecer una diuresis normal" (Bergeret y Tétau). También puede utilizarse en la obesidad o embarazos con mucho peso, para favorecer la eliminación de líquido. A la 200ª, 2 ó 3 veces por semana, ha sido útil en nefritis agudas con albuminuria o hematuria; y en nefritis crónicas, dándolo durante varios años, ha mantenido la presión arterial en los límites de lo normal y la albuminuria alrededor de 0,50 g. por litro. También a la 1000ª mejoró la uremia y la diuresis en un riñón poliquístico. Ha sido útil, también a la 1000ª, en secuelas de pielitis y pielonefritis y en tuberculosis renales. En insuficiencias renales crónicas, es conveniente asociar Nefrina a Bazo, que parece potenciarlo.