Homeopatía General


POPULUS CANDICANS



(P. Balsamífera. Bálsamo de Judea)

Sintomas mentales de POPULUS CANDICANS

1 Presentimientos desesperados, peor después de dormir. Miedo y angustia. Presentimientos de muerte. Sensación de tener paralizada la voluntad. 2 Locuaz, pero se olvida de terminar las frases. Se le desvanecen los pensamientos. Habla de sus síntomas con todos. 3 Las voces que oye le suenan distantes, y las palabras que acaban de ser emitidas parecen haber sido dichas hace mucho tiempo. Los objetos parecen multiplicados.

Sintomas generales de POPULUS CANDICANS

* 4 Peor: por el movimiento; de mañana; antes de la menstruación; después de comer o beber; levantando los brazos; por el contacto de la ropa; después de dormir. Mejor: por calor local. * 5 Irritación y ardor en piel y mucosas (de ojos, nariz, boca, garganta, vías respiratorias y vagina); con estado catarral y febril. * 6 Siente todo el cuerpo hinchado, dolorido como lastimado, agotado. Rigidez en músculos, tendones y ligamentos. O insensibilidad detoda la superficie del cuerpo, peor en la espalda y vientre. Debilidad. Adelgazamiento.

Sintomas particulares de POPULUS CANDICANS

7 Vértigo con calor en la cabeza. Confusión con plenitud cefálica y dolorimiento con ardor; con pulsaciones. Dolor en la sien izquierda. Peso en el vértex. Cabeza caliente con extremidades frías. 8 Ardor e irritación en los ojos. Siente como si se moviera el ojo izquierdo durante la cefalea. 9 Coriza agudo con afonia y ronquera (ver 18). * 10 Cara amarillenta. Ardor y picoteo en la cara. Herpes labial en las afecciones respiratorias agudas. * 11 Lengua blanca y seca; la siente dormida y la mueve con dificultad, le cuesta hablar. Siente como quemada y seca la lengua y la boca, pero están húmedas; con sed, pero solo bebe un sorbito. Gusto amargo; dulce de mañana. * 12 Ardor molesto en la garganta, que está roja, seca y con sensación de telarañas. Disfagia: el alimento se detiene en el esófago o pasa con dificultad. Rinofaringitis aguda con mucosas secas y ardientes, ronquera, tos e intolerancia a la ropa en el cuello. 13 Falta de apetito. Tiene hambre, pero no come por temor a atragantarse. Eructos calientes. Náuseas con languidez gástrica. Vómitos biliosos. 14 No tolera la ropa en el vientre; se la afloja. Cólicos flatulentos que lo hacen doblarse. Dolor en el hipocondrio derecho. Hipertrofia hepática. 15 Heces acuosas y verdosas, alternando con constipación. Constipación con heces pequeñas y redondas, precedidas de calambres en el vientre; falta de poder expulsivo. 16 Orina oscura, escasa y caliente; fosfaturia; rojo oscura. 17 Menstruaciones escasas y retrasadas; o adelantadas y abundantes, con dismenorrea, mejor por calor local. Siente la vagina como quemada. *** 18 Laringitis aguda con catarro nasofaríngeo. Ronquera o afonía bruscas, repentinas; es un "productor instantáneo de voz"; tonifica una voz ronca por el esfuerzo de hablar. La ronquera brusca puede aparecer durante o después de una rinofaríngitis aguda, o indolora y premenstrual. Tos seca cuando está cansado; o provocada por sensación de telarañas en la garganta; mejor sentado e inclinado hacia adelante. Tos en niños por catarro que cae por detrás de la nariz a la faringe o laringe. Disnea peor por levantar los brazos, mejor sentado inclinado hacia adelante. Sofocación. Opresión en el pecho con pensamientos de muerte. 19 Puntadas precordiales. Sonidos cardíacos irregulares y algodonosos, con soplo sistólico, peor premenstrual. Palpitaciones al levantarse, o al acostarse sobre el lado izquierdo, con vértigo. 20 Adormecimiento en la espalda. Cansancio y ardor en el sacro. 21 Las puntas de los dedos de las manos están engrosadas, córneas, insensibles a los pinchazos. Dolores reumáticos o gotosos en las puntas de los dedos de pies y manos. Cianosis de las uñas. 22 Insomnio después de medianoche, con inquietud. Sueños vívidos o que lo asustan. 23 Frío brusco y adormecimiento en las extremidades, con calor en la cabeza. Fiebre seca. Sudores en cabeza y cuello. * 24 Piel áspera, fría y seca, con ardor y pinchazos bajo la superficie. Picoteo ardiente en cara, pecho y manos, con piel rojo oscura y ampollas grandes como nueces, que cuelgan como bolsitas de agua, con líquido acuoso, pegajoso y acre, y calor como por carbones encendidos.