Homeopatía General


ROBINIA



(R. Pseudo acacia. Falsa Acacia)

Sintomas mentales de ROBINIA

1 Muy deprimida. Apenas puede decir qué está haciendo; o trata de escribir, pero no puede. 2 Excesivamente irritable. El niño llora cuando le agarran los brazos.

Sintomas generales de ROBINIA

* 3 Acidez en los niñios; con heces y sudores de olor agrio, y vómitos de leche agria. * 4 Peor: de noche; por el movimiento; por comer, sobre todo alimentos grasos, salsas, repollo, nabos, pan fresco, helados, fruta cruda, etc. 5 Desmayos al levantarse de estar acostado.

Sintomas particulares de ROBINIA

6 Vértigo y aturdimiento en la cabeza, con inestabilidad y náuseas. Sensación de cerebro revuelto, peor acostado del lado derecho. Es incapaz de sostener su cabeza erguida. Cefalea frontal constante, con pesadez y aturdimiento, peor por el movimiento y por leer; casi siempre acompaña a la acidez o a los trastornos gástricos. Sensación como si tuviera la cabeza llena de agua hirviendo; o como si el cerebro golpeara contra la calota al moverse. Jaquecas con acídez gástrica. Neuralgia en la sien izquierda. 7 Ojos hundidos; doloridos y lagrimeantes. Miosis. 8 Secreción nasal continua y copiosa, con estornudos y cefalea sorda. Quite sebáceo en la nariz. 9 Neuragia facial que le cambia los rasgos; extendida a ojos, oídos, dientes y frente. Dolor espasmódico en la mandíbula; siente como si fuera a romperse o desarticularse. Cara arrebatada; o palidez oscura. 10 Odontalgías ardientes, lancinantes, especialmente en dientes cariados, extendidos a mejillas, ojos y sienes; peor de noche o por el contacto de los alimentos, sobre todo si son fríos o condimentados. Dientes flojos por encías esponjosas y que sangran fácilmente. * 11 Lengua blanca con punta roja; o marrón blanquecina. Mucosa bucal pálida. Gusto intensamente ácido en la boca. 12 Garganta seca, áspera, dolorida, le raspa; con cara congestionada y ojos doloridos. *** 13 El estómago es el sitio de máxima acción de Robinia, destacándose los síntomas provocados por una acentuada hiperacidez gástrica, consecuencia de una hiperclorhidria, especialmente a la noche al acostarse, con eructos ácidos, regurgítacíones ácidas, vómitos abundantes, acuosos e intensamente ácidos; la acidez le sube a la boca, y le da dentera y gusto ácido. Ardores de estómago o pirosis que se agravan o aparecen por comer grasas, repollo, nabos, etc., y se irradian a la espalda, entre los omóplatos. Vómitos mucosos, a veces teñídos de sangre o verdosos. Náuseas estando sentado. Gastralgias muy intensas día y noche. 14 Borborigmos. Flatulencia, timpanísmo; mejor eliminando flatos. Ardor en la región de la vesícula biliar. Dolorimiento en los intestinos por la presión o el movimiento. * 15 Diarrea ácida, amarillo verdosa y ardiente, con tenesmo; en niños que tienen olor agrio en todo el cuerpo y con vómitos de leche agria. Deseos de defecar, pero solo salen gases. Diarrea con heces amarillas o verdes; negras y fétidas; blanquecinas, acuosas, muy frecuentes y, generalmente, involuntarias, con la sensación de que todo el cuerpo va a salir con las heces. Ataques bruscos de diarrea y vómitos. 16 Orina escasa y dolorosa; o copiosa y turbia. * 17 Ninfomanía. Flujo purulento, espeso, acre, blanquecino, verdoso o amarillento, con hinchazón y dolor en el cuello del útero y postración general. Dolores ulcerativos en la vagina, con flujo acre, amarillento y muy fétido. Utero hinchado y duro. Menstruaciones retrasadas y negras. Metrorragias entre las menstruaciones, con flujo purulento. Calambres en el útero. Herpes en vulva y vagina. 18 Voz susurrante. Respiración débil. 19 Acción cardíaca muy débil, peor al erguirse de estar acostado. Casi sin pulso. 20 Dificultad en los movimientos de los miembros. Cosquilleo en los pies. 21 Somnolencía. Sueño inquieto toda la noche, por indigestión o estornudos. 22 Fiebre héctica con sudores nocturnos. Manos y pies fríos. 23 Urticaria intensa en todo el cuerpo.