Homeopatía General


SPIGELIA



(S. Anthelmia)

Sintomas mentales de SPIGELIA

* 1 Temor a objetos puntiagudos, alfileres, agujas, etc. * 2 Tristeza, desaliento; descorazonamiento, peor al anochecer, podría matarse; tendencia al suicidio, por tristeza. Ansiedad por el futuro. Está sentado como perdido en sus pensamientos, mira a un punto. Timidez. 3 Dificultad para pensar; incapaz de un trabajo intelectual. Escasa Memoria. Ausencia de ideas.

Sintomas generales de SPIGELIA

*** 4 Es uno de los más importantes medicamentos de las neuralgias agudas y paroxísticas, muy violentas; ardientes, desgarrantes, punzantes o como aguajas calientes o como lanzazos o puñaladas, o presivas de dentro afuera y de abajo arriba; que irradian y se extienden a otras partes; con sensación de presión, de estallido, de aumento de tamaño o de cuerpo extraño en el lugar afectado, o de frío o ardor; peor por el movimiento, el tacto, las sacudidas, cambios de tiempo (especialmente tormentoso) y siguiendo con su intensidad la curva solar; mejor por la inmovilidad; especialmente localizadas en el nervio trigémino (ojos, dientes, cara), en los nervios intercostales, en la región occipital, etc. 5 Peor: por el tacto, por el movimiento y presión de la ropa (mejor aflojándola); por el movimiento, general o de la cabeza o de los ojos o por sacudidas; al levantarse, agacharse o inclinarse hacia adelante; enseguida después de comer; por la menor corriente de aire; por el tiempo frío, húmedo, lluvioso, tormentoso y por cambios de tiempo; por el aire frío o por lavarse con agua fría; de mañana al despertar; con el ascenso del sol; por el ruido; por el humo. Mejor: acostado sobre el lado derecho, con la cabeza alta; en reposo o moviéndose muy cuidadosamente; mientras come; inspirando. Lateralidad izquierda. ** 6 El cuerpo es muy sensible y doloroso al tacto, y siente fría la parte tocada; al tocarla, se propaga un estremecimiento a todo el cuerpo. * 7 Gran debilidad, más de mañana. Cansancio por el menor ejercicio y al aire libre. Desmayos en una habitación calurosa o por hacer esfuerzos al mover el vientre. Convulsiones. DESEOS Y AVERSAIONES * 8 Aversión al café; al humo del tabaco.

Sintomas particulares de SPIGELIA

*** 9 Vértigo al mirar fijo hacia abajo, caminar o estar parado, con tendencia a caer y con náuseas. Cefalea neurálgica violenta, generalmente unilateral (predominando a la izquierda) y periódica, errática o en puntadas como chispas eléctricas, que comienza en el occipucio, irradiando a la región frontal para fijarse arriba de un ojo, generalmente el izquierdo; con sensación de pulsaciones o estallido; que comienza al levantarse el sol, alcanza su máximo a mediodía, y va disminuyendo cuando va bajando el sol; peor de mañana en cama, por el movimiento más leve, por cada sacudida o paso en falso, por el esfuerzo de defecar, por el menor ruido, al abrir la boca, al toser o hablar fuerte y caminando al aire libre; mejor acostado con la cabeza alta y por lavársela con agua fría. Sensación de tener una banda apretada en la cabeza; o de tener el cerebro suelto, al sacudir o girar la cabeza o caminando; o siente la cabeza agrandada. *** 10 Intensa neuralgia ocular, con dolores agudos, a veces como agujas que atraviesan los ojos, peor por el más mínimo movimiento o por un paso en falso; no puede girar los ojos, está obligado a girar todo el cuerpo para mirar hacia un lado. Es, posiblemente, el medicamento más importante del glaucoma agudo, con intensos dolores oculares presivos de dentro afuera, o punzantes que irradian desde los ojos hacia atrás y adentro, peor en el izquierdo, de mañana o de noche, peor por el aire libre o frío húmedo o tormentas, por esfuerzos visuales, girando los ojos hacia un lado u otro; los dolores se extienden alrededor de los ojos y al seno frontal, y se acompañan de cefalea frontal sobre el ojo izquierdo (o derecho); con midríasis, conjuntivas inyectadas, lagrimeo acre y abundante, visión turbia y sensación de agrandamiento de los ojos; con náuseas y vómitos por los dolores. Calor y ardor en los ojos que lo obligan a tenerlos cerrados. Dolor en la órbita izquierda como si fuera presionada de arriba abajo. Lagrimeo copioso con los dolores, en el coriza o con la fiebre. Siente los párpados duros e inmovilizados, como paralizados, peor el superior; le cuesta abrirlos. Tendencia a parpadear. Gran fotofobia. Párpados inflamados y ulcerados. Estrabismo por parásitos u otras causas; convergente. Midriasis. Presbicia. Ve chispas, rayas luminosas, cosas encendidas. Ve un mar de fuego al cerrar los ojos. Siente pelos o plumas en las pestañas, peor al moverlas. Trastornos de la acomodación; ningún cristal le sirve. Neuralgia ciliar. Oftalmias reumáticas. * ll Otalgia con secreción fétida e irritante; a veces con sensación de tapón. Prurito y ardor en las orejas. Sensación de oídos tapados. Sordera períódica. Oye ruidos como zumbidos, rugidos, martilleos, aleteos, timbres lejanos; pulsaciones. * 12 Prurito nasal. Sensación en el dorso de la nariz como si lo tocaran pelos o soplara una leve brisa. Herpes con dolor excoriante. Obstrucción y sequedad en la parte anterior de la nariz con copiosa secreción de mucus blanquecino o amarillento, o sanguinolento, a veces produciendo ahogos durante la noche. Estornudos frecuentes. Coriza fluyente que reaparece reiteradamente por el menor frío. ** 13 Cara pálida, con ojeras amarillas; o roja, con sudores; labios y mejillas a ratos muy rojos, y a ratos pálidos. Labios ardientes, peor a la derecha en el superior. Cara abotagada después de dormir. Neuralgia facial o del trígémino (es uno de los más importantes medicamentos), incluyendo la órbifa, hueso malar, dientes y sien, izquierda a derecha, que aparece especialmente de día (siguiendo con su intensidad un curso paralelo al del sol) o a las 2 de la madrugada o por tiempo frío y lluvioso; con dolores ardientes, tironeantes, punzantes o desgarrantes, extendidos al oído, nariz, sien, mandíbula o cuello; y que se agravan a mediodía, al aire libre, al masticar, por tomar té o café, por el humo del tabaco, por la humedad, comiendo, por las sacudidas, por la luz, acostado del lado dolorido, por el menor movimiento y los ruidos, por el menor contacto, al levantarse de la cama, al agacharse, cuando mueve el vientre, hablando y al despertar; mejoran por el calor, acostado sobre la cara o por la presión; los dolores vienen y se van de golpe o por el sol. Dolor en la mandíbula derecha como si se la arrancaran de la articulación, solo cuando mastica. Puntos negros en el labio superior. Exóstosis en la apófisis orbítaria del malar. * 14 Odontalgias peor de noche (lo saca de la cama), por agua fría o aire frío, acostado del lado derecho, en seguida después de comer (no mientras come) y por el humo del tabaco; mejora solo estando acostado, por el calor de la cama o mientras come; y reaparece cada vez que piensa en el dolor. * 15 Aliento muy fétido. Boca seca y dolorida al despertar a la mañana. Saliva blanca y espumosa. Lengua agrietada y dolorida. Vesículas ardientes en la lengua y el paladar. Elimina el dolor del cáncer de lengua. Gusto fétido, pútrido. Tartamudez con trastornos abdominales o helmintiasis; repite la primera sílaba tres o cuatro veces. 16 Garganta dolorida con paladar hinchado. Mucosidades que bajan desde la nariz por atrás, todo el día. Adenopatías en el cuello. 17 Anorexia con sed violenta; o bulimia. Eructos o regurgitaciones ácidas después de cada comida. Náuseas en ayunas, con sensación de que algo sube hasta la garganta. Presión epigástrica como por algo pesado. Puntadas en el epigastrio, peor al inspirar. Intolerancia a la ropa apretada o al menor contacto en el epigastrio. 18 Abdomen duro y dolorido. Puntadas en la región del diafragma izquierdo, que le corta la respiración. Presión en el ombligo, como por un cuerpo duro. Cólicos punzantes o cortantes en el ombligo, a menudo por parásitos intestinales. Borborigmos. Presión dolorosa en el hipogastrio, como si fuera a estallar. Flatos fétidos. ** 19 Trastornos reflejos por parasitosis intestinales, especialmente oxiuriasis y ascaridiasis: cefaleas, prurito nasal y anal, tartamudez, cólicos, dolores oculares y violentos palpitaciones. Diarrea con heces liquidas y blancas, o solo de mucosidades. Heces duras, nodulares y difíciles de evacuar, con mucosidades. Prurito anal y sensación de hormigueo en ano y recto. Puntadas en el períné. Escirro del recto o colon sigmoideo con dolores atroces e intolerables (Allen). 20 Polaquiuria y poliuria día y noche. Goteo de orina repentino e involuntario, con ardor en la parte anterior de la uretra. Sale líquido prostático. 21 Cosquilleo en el glande; hinchazón unilateral. Erecciones con fantasías eróticas. Puntadas y prurito en el testículo derecho y pene. ** 22 Ronquera. Tos violenta, seca, corta, hueca, por irritación traqueal, produciendo dolorimiento o dolor excoriante en el tórax y, a veces, sofocación; peor al aire libre. Disnea peor al hablar o por el anenor movimiento (más al elevar los brazos) y acostado del lado izquierdo; solo puede estar acostado sobre el lado derecho o con la cabeza alta. Dolores desgarrantes bajo el pezón izquierdo, extendidos al omóplato y brazo izquierdos, peor durante la inspiración o por una respiración profunda. Afecciones torácicas con dolores punzantes o como por agujas, que son sincrónicos con el pulso y se agravan por el movimiento y en tiempo frío y húmedo. Neuralgias íntercostales con dolores punzantes en los costados del tórax, sobre todo a la izquierda, peor por toser, inspirar o respirar, por el movimiento y acostado sobre el lado izquierdo (solo puede acostarse sobre el lado derecho). *** 23 El corazón es, sin duda alguna, el órgano de máxima acción de Spigelia. Hay una intensa taquicardia con violentas palpitaciones visibles a través de la ropa, y audibles aún para el paciente mismo, sobre todo si está acostado; aparecen o se agravan de mañana, de noche en cama, inclinando el tórax hacia adelante, por esfuerzos o por el más mínimo movimiento, al levantar los brazos, durante la inspiración profunda, durante las cefaleas, acostado sobre el lado izquierdo, sentado y durante la menstruación; generalmente como síntoma de una cardiopatía de cualquier tipo. Violentas contracciones cardíacas con opresión y ansiedad, peor por el menor movimiento, sentándose o inclinindose hacia adelante; debe acostarse sobre el lado derecho con la cabeza alta, y no tolera la ropa ceñida en el tórax. Cardíopatías orgánicas; miocarditis, pericarditis, endocarditis a menudo reumáticas; con soplos o lesiones valvulares que, especialmente en casos recientes, Spigelia ha podido a veces curar. Hipertrofia cardíaca. Infarto de miocardío con dolores anginosos violentos, desgarrantes, precordiales, que se irradian al omóplato izquierdo, espalda y todo el miembro superior izquierdo, hasta la mano y, a veces, al brazo derecho; con la sensación de que una mano le apretara el corazón como si fuera a romperlo o estrujarlo; con gran agravación por el movimiento o al inspirar o hacer una respiración profunda o acostándose sobre el lado izquierdo (solo puede estar sobre el derecho y con la cabeza alta); mejor por beber líquidos calíentes, a menudo con palpitaciones. Puntadas precordiales, a veces sincrónicas con el pulso. Ruidos precordiales. Los latidos cardíacos no corresponden al pulso. Sensaciones precordiales de temblor, ronroneo u ondulación. Pulso débil, irregular, tembloroso; o fuerte y lento. 24 Pinchazos como agujas en las vértebras dorsales altas y en el omóplato derecho; puntadas en la espalda al respirar hondo. Burbujeo en el omópláto izquierdo. Dolores cervicales, peor quieto, mejor moviéndose. Tironeo de los músculos de la nuca. Dolor de espalda como una fractura. Prurito en el coxis. 25 Dolores tironeantes o desgarrantes en los miembros, peor caminando. Pesadez y temblor en los brazos; se duermen fácilmente brazos y manos. Dolores intensos en codos y articulaciones de manos y dedos; tironeos en los huesos de las manos. Nódulos duros en las palmas, con ardor y prurito. Manos de color amarillo pálido. Contracturas de los dedos. Dolor como de fractura en los muslos al caminar. Puntadas en las articulaciones de los miembros inferiores; en la rodilla al doblarla. Rigidez dolorosa de la rodilla. Verrugas en los dedos de los pies. 26 Gran somnolencia de día. Sueño agitado, inquieto y que no lo descansa. Sueña, pero no puede recordar qué. 27 Frecuentes estremecimientos, cada mañana a la misma hora, o por el menor esfuerzo. Escalofríos que se extienden desde el tórax, y alternan con fiebre o sudores. Calor en la espalda; calor en cara y manos, con frío en la espalda. Sudores pegajosos, fríos, fétidos. 28 Piel pálida y arrugada; muy sensible y dolorosa al tacto. Puntitos rojos con dolores excoriantes al tocarlos. COMPLEMENTARIO: Arnica.