Homeopatía General


STICTA PULMONARIA



(Liquen Pulmonaria)

Sintomas mentales de STICTA PULMONARIA

** 1 Siente una sensación de levitación, como una liviandad general, como si tuviera una necesidad de lanzarse al aire, de volar; siente que sus piernas y su cuerpo flotan en el aire, o que son tan livianos que no tocan la cama. * 2 Nerviosidad con excitación e insomnio, y gran locuacidad compulsiva. Hay un gran deseo o necesidad de hablar de todo y cualquier cosa, no le importa si la oyen o no; no puede mantenerse callada. Histeria por hemorragias. 3 Confusión mental; no puede concentrarse.

Sintomas generales de STICTA PULMONARIA

* 4 Peor: por cambios bruscos de temperatura; por el tacto; por el movimiento; al girar los ojos; de día; por la tos. Mejor: por la presión; por la aparición de la secreción nasal. Lateralidad derecha. 5 Dolores ardientes o pinchantes en todo el cuerpo y durante todo el día. Adenopatías dolorosas.

Sintomas particulares de STICTA PULMONARIA

** 6 Cefalea frontal presiva con sensación de pesadez en la raíz de la nariz, peor antes de que se instale la descarga nasal o después de su brusca desaparición, mejor cuando aparece el coriza. Jaqueca, necesita estar acostado; peor por la luz y los ruidos; con náuseas y vómitos. Cefalea con dolores severos en los ojos cuando los cierra o al girarlos. Siente que el cuero cabelludo es demasiado chico. Pesadez occipital dolorosa. La cabeza parece volar en el espacio. Cefalea frontal peor por la presión, mejor por el frío. Sensación de plenitud y confusión en la cabeza. 7 Ojos pesados. Ardor en los párpados con dolorimiento en los globos oculares al cerrarlos o girarlos. Dolor en el ángulo interno izquierdo del ojo. Visión turbia como sí hubiera leído mucho. 8 Dolor neurálgico agudo y profundo en la mastoides. *** 9 Coriza agudo en su comienzo, con sensación de plenitud en la raíz dolorosa o con obstrucción; con excesiva sequedad de la mucosa nasal, con necesidad constante de sonarse la nariz, sin ningún resultado; las secreciones se secan rápidamente, formando costras secas y duras muy difíciles de expulsar, pero no hay ninguna descarga; con incesantes estornudos y plenitud frontal o dolor en los senos frontales; la mejoría de los síntomas se instala cuando aparece la secreción, que puede ser copiosa, acuosa o purulenta, sanguinolenta, verdosa, éxcoriante, pegajosa, y a veces se descarga por atrás. El coriza se agrava a la tarde y mejora de mañana y al aire libre. La similitud (y la indicación del medicamento) cesan al aparecer la descarga, que hace desaparecer los síntomas mencionados. Este coriza, generalmente producto de un enfriamiento, se ve al comienzo de una gripe o una rinofaringitis aguda. Deseos de meter el dedo en la nariz para sacar secreciones espesas. Epistaxis. Coriza de heno con asma. 10 Dolor en la cara; en la parótida; en el hueso malar. Sensibilidad en la mandíbula. Dolor en la glándula submaxilar derecha, peor por la presión. 11 Boca y garganta arden como si estuvieran quemadas. Lengua con saburra amarilla espesa en su mitad posterior, con una fina raya amarilla en el centro, que va hasta la punta; con algunas papilas rojas. Placas blancas perladas en la lengua. Saliva abundante y espumosa. 12 Paladar blando muy seco, lo siente como cuero, con deglución dolorosa. Caida de mucus por las coanas, con garganta como si estuviera en carne viva. Dolor de garganta con coriza por el menor frío. 13 Pirosis con regurgitaciones ácidas y amargas. Dolor opresivo en el cardias. Borborigmos y ardor en el estómago. 14 Dolores sordos en el hipocondrío derecho; sensación de plenitud en el izquierdo. Borborigmos en el vientre, como si fuera levadura. 15 Diarrea copiosa, mucosa, frecuente; a veces lo saca urgentemente de la cama a la 1. Heces espumosas, con flatos. Constipación con intenso dolor anal después de defecar. 16 Deseos frecuentes de orinar, varias veces en la noche, con orina escasa y, a veces, con esfuerzos. Dolor o sensibilidad en la vejiga. 17 Poluciones cuando duerme de noche o en la siesta. Piensa mucho en temas sexuales. 18 Menstruaciones abundantes y pálidas. Hipogalactia. ** 19 Cosquilleo o irritación en laringe y tráquea, que le provoca tos. Laringitis o laringotraqueitis con sensación de sequedad. Tos seca, incesante, ruidosa, ladrante o perruna, irritante, fatigante, espasmódica; peor de noche y estando acostado, por cambios de temperatura y al inspirar; no puede ni dormir ni estar acostado; cuando más tose, más necesita toser, no puede parar de toser; la tos le provoca cefalea frontal en estallido o dolor en la parte superior del esternón o en los senos frontales; tos con poca o ninguna expectoración. Tos después de una gripe, sarampión, queluche; peor al anochecer y cuando está cansado. Dolor brusco e intenso desde el esternón a la columna, constante, peor por el movimiento; con dificultad para respirar o hablar. Sensación de una masa dura dentro del tórax. Pulsaciones del lado derecho del esternón al abdomen. Asma. Expectoración hemoptoica oscura con cada frío húmedo. 20 Dolor precordial opresivo, Ansiedad precordial. Pulso interrumpido cada tercer o cuarto latido. 21 Se despierta con dolor en la 2ª y 4ª vértebra lumbar, mejor sentadlo erguido e inclinado hacia adelante. Gran debilidad en la espalda después de mediodía. * 22 Manos y pies hinchados y rígidos; fríos. Reumatismo articular agudo y subagudo con hinchazón y calor, y una mancha roja en la articulación afectada (como las manchas rojas de las mejillas en los tuberculosos); con dolores violentos, peor por el movimiento, de noche y por cambios de temperatura; reumatismo de la articulación del hombro derecho, deltoides y biceps; de las muñecas. Venas distendidas en manos, brazos y piernas. Dolores óseos y musculare. Rodilla dolorosa por una caída. Higroma de rodilla. Rodillas de las domésticas. Quiste sinovial de la muñeca. Sinovitis. Bursitís. 23 Somnolencia después de comer. Insomnio: por nerviosidad; por la tos; después de intervenciones quirúrgicas; en niños. 24 Fiebre. Estremecimientos en todo el cuerpo, peor en dedos de pies y manos.