Homeopatía General


STRYCHNINUM



(Estricnina)

Sintomas mentales de STRYCHNINUM

** 1 Intensa irritabilidad. Malhumorado; aversión a contestar las preguntas o lo hace apurado en forma inconexa. Extrema excitabilidad nerviosa. * 2 Delirio. Ve personas muertas; caras horribles. Delirium tremens. Se ríe inmoderadamente o tontamente. Puede tener deseos de matar. A veces grita de repente: "Ellos vienen por mí". Delirio como el de la hidrofobia. Grita, sobre todo antes de las convulsiones. * 3 Está muy desalentado, abatido, triste. Llora. Se lamenta, se queja, solloza. Quiere estar acompañado, aunque a veces huye de la gente. * 4 Miedo a que lo hieran o golpeen, o a que pase algo. Está como asustado. Sobresaltos, especialmente cuano está por dormirse. * 5 Confusión mental o, por el contrario, gran claridad mental con abundancia de ideas. Hace movimientos involuntarios que se dirigen hacia la cara. Falta de memoria. 6 Ansiedad. Inquietud; da vueltas en la cama.

Sintomas generales de STRYCHNINUM

*** 7 Es, posiblemente, el medicamento más importante en el tétanos o, por lo menos, aquel cuyos síntomas lo reproducen con mayor fidelidad. Es un tétanos de gran violencia, con una marcada hiperexcitabilidad e irritabilidad, con intensa rigidez generalizada; con trismo, dístorsión facial, risa sardónica, espasmo de garganta con intensa disfagia; con opistótonos, rigidez de nuca y espalda; con convulsiones y sacudidas extremadamente violentas, como violentos choques eléctricos o estremecimientos, con cada uno de los músculos del cuerpo en constante sacudida, reapareciendo las convulsiones regularmente, pero siendo producidas especialmente al dormirse, por el mínimo movimiento o estímulo, por tocarlo, por una corriente de aire o por un ruido o un olor o estando acostado en cualquier posición (solo puede estar más tranquilo acostado de espaldas); con conservación de la conciencia, cianosis facial y piel caliente y bañada en sudores. Los músculos pueden relajarse entre los paroxismos de las convulsiones, pero el espasmo de glotis puede llevar a la asfixia. Hay una hiperreflexia generalizada, con acentuada constipación, espasmos de la vejiga, buen apetito, escalofríos y fiebre. Puede haber también convulsiones epilépticas con las modalidades arriba mencionadas, con gritos, terror o la visión de que todo tiene color verde, y con aparición repentina de las convulsiones con espuma bucal, a veces con caída; pueden predominar o aparecer solamente en un lado. Espasmos musculares con rigidez y contractura, o calambres, a veces con dolores; peor por los ruidos o por el menor contacto; especialmente localizados en el cuello, músculos paravertebrales y manos (calambre de los escritores). Corea, cuando los movimientos no cesan durmiendo. * 8 Peor: de mañana; por el tacto; por ruidos; por el movimiento; por esfuerzos; caminando; después de las comidas; al anochecer y de noche o de 20 a 22 horas. Mejor: acostado de espaldas. ** 9 Los dolores y otras sensaciones aparecen repentinamente y reaparecen a intervalos. Dolores como pinchazos de alfileres. PARTiCULARES 10 Vértigo con ruidos en los oídos, con tendencia a caer hacia adelante; o acostado, con náuseas. Cefalea violenta, en estallido, peor a la izquierda, sobre el ojo, o retroauricular. Cefalea occipital que baja a todo lo largo de la columna. Sensación de tener un casco de hierro en la cabeza. Sensación de parálisis en el lado izquierdo de cara y cabeza. Dolorimiento en el cuero cabelludo como si le tiraran del pelo. Intenso prurito en el cuero cabelludo. * 11 Abertura espasmódica de los ojos. 0jos muy congestionados, rojos y en constante movimiento; inyectados y promnentes; distorsionados o vueltos a un lado; o rotundo; hundidos. Mirada fija, con midriasis y pupilas insensibles a la luz. Contracturas o espasmos de los músculos oculares. Sacudidas y temblores en los párpados. Ardor intenso y repentino en ojos y párpados, peor a la izquierda. Frío en los ojos. Sensación de rigidez brusca y tironeo hacia atrás en los ojos. lagrimeo aumentado. Dolores como pinchazos de agujas en los ojos. Miosis. Visión turbia. Ve chispas blancas, rojas o negruzcas. Agrandamiento del campo visual. Prurito repentino en los ojos. 12 Cosquilleo en las orejas. Prurito ardiente y repentino en los oídos. Dolor intenso retroauricular. Fuerte sensación de plenitud en los oídos. Otalgias. Intensa hiperacusia, oye los menores sonidos. Oye bramidos o ruidos como viento. ** 13 Cara hinchada y caliente, ardiente, con los ojos semicerrados, como picados por abejas. Cara pálida, abotagada; o arrebatada y bañada en sudores fríos; lívida. Risa sardónica. Músculos rígidos en la mandíbula. Trismo, que casi no le permite hablar. Expresión de terror extremo. Labios cianóticos; hinchados; retraídos. Dolores como agujas en las mejillas y mandíbulas. Pulsaciones en el mentón. 14 Dientes apretados. Odontalgias a medianciche, como si le tiraran de los nervios. 15 Lengua seca y con papilas erectas, o con humedad blanca en los bordes. Encías de color violeta, calientes, doloridas. Espuma bucal durante las convulsiones. Prurito violento en el paladar. Saliva espumosa. Le cuesta articular las palabras, o no puede, o no se le entiende. ** 16 Cada intento de tragar produce violentos espasmos de los músculos faríngeos. Siente ahogos, como si tuviera algo muy apretado alrededor del cuello. Garganta seca, con sensación de contracción o espasmo e intensa disfagia. Sensación de un cuerpo extraño en la garganta. Sensación de que raspa la garganta; con calor y dolor, peor a la izquierda. Adenopatías en el cuello. * 17 Apetito desusadamente bueno, y goza de la comida. Sed intensa. Eructos amargos; grasosos. Arcadas casi constantes. Vómitos violentos, líquidos. Náuseas; del embarazo. Peso en el estómago. Gastralgias con sensacíón de sofocación; se afloja la ropa en el epigastrio. Sacudidas violentas en el epigastrio; espasmos repentinos mientras come. Ardor en esófago y estómago, * 18 Dolores cortantes o como por agujas en el hipocondrio derecho, a intervalos, con sensación de Desmayo. Dolores agudos en el hipocondrio izquierdo. Músculos abdominales rígidos (en el tétanos); o contraídos y doloridos. Borborigmos. Cólicos y dolores cortantes. Calambres en el hipogastrío. Dolores agudos, como agujas, en la ingle izquierda. 19 Sonidos de gorgoteo en el recto, con espasmos dolorosos dolorosos que lo obligan a sentarse en el piso. Sobresaltos espasmódicos en el ano. Diarrea copiosa y acuosa. Las heces salen involuntariamente durante las convulsiones. Constipación muy obstinada, con heces secas, en pedazos a veces cubiertos de mucus. 20 Contracción de la vejiga; o parálisis. Malestar en la vejiga y uretra, peor caminando o sentado sobre algo duro. Dolor en la vejiga, que se extiende al glande. Ardor uretral. Constantes deseos de orinar. Orina espesa, oscura, con sedimento rojo y mucosidades flotando. 21 Cordón espermático y testículo izquierdos hinchados y dolorosos, peor parado o caminando. Absceso del escroto. 22 Dolores y pulsaciones en la vagina. Dolores desgarrantes en el útero, o de tironeo hacia abajo. Cualquier contacto en el cuerpo le produce una sensación voluptuosa, con deseos de coito. * 23 Espasmo de los músculos laríngeos, con sensación y aspecto de estrangulada. Voz débil; lenta; ronca. Afonía. Espasmos de los músculos torácicos con respiración intermitente, irregular, dificultosa; apurada. Tos seca; espasmóica, explosiva, persistente postgripal. Asfixia. Tórax hipersonante. Dolores en el tórax, como agujas, agudos; o cortantes desde el seno derecho a la espalda, a intervalos. Violentos dolores desgarrantes en el seno izquierdo, a intervalos. 24 Región precordial como apretada. Dolor precordíal intenso. Sensación de ronroneo precordial con desmayo. Palpitaciones repentinas. Acción tumultuosa del corazón. Sensación de que el corazón sube a la garganta. Pulso irregular, acelerado, fuerte, lleno; o casi imperceptible en los ataques. ** 25 Cuello hinchado; yugulares distendidas. Rigidez de los músculos del cuello, como cuerdas rígidas (peor a la izquierda), que se extiende a la espalda. Dolores como cuchilladas en la nuca y columna. Espalda rígida, con sacudidas convulsivas violentas; rigidez brusca lumbosacxa, cervical y en las caderas. Frío helado en toda la espalda. Opistótonos. Dolores cortantes en el lado izquierdo de la espalda. Dolores como pinchazos de agujas en toda la espalda. ** 26 Dedos cianóticos o de color violeta en manos y pies, y en hiperextensión. Miembros estirados hacia afuera y rígidos, con sacudidas de a ratos. Dolores como calambres. Dolores reumáticos en brazos y piernas. Hormigueo en los miembros; después de los espasmos. Sensación de una gota de aguá fría que cayera a intervalos desde el hombro o codo derechos. Subsaltos tendinosos. Temblores en las manos. Sensación de que la sangre se detiene en las venas de la mano derecha, y bruscamente sigue circulando. Paresia en las manos; o están espasmódicamente flexionadas; calambres; se duermen bruscamente los dedos. Falta de fuerzas en los miembros inferiores. Violentas sacudidas convulsivas y temblores en las extremidades. Dolores reumáticos con rigidez articular. Colores cómo pinchazos de agujas en las articulaciones. Dolores como calambres en los pies. Piernas rígidas, duras. Dolores agudos en el tobillo derecho, peor caminando. Violento prurito y cosquilleo en palmas y plantas. 27 Bostezos con gran somnolencia. Insomnio por ansiedad. Gran inquietud durante el sueño, y habla. Noches inquietas con sudores profusos. 28 Escalofríos intensos, aún en una habitación calurosa. Frío de hielo, repentino, en todo el cuerpo, con sudores fríos. Frío que baja por la columna, como hielo. Sudores que bajan a chorros de la cabeza y del tórax. Fiebres adinámicas e intermitentes. Intolerable sensación de calor en todo el cuerpo. Calor ardiente con sudores calientes. Extremidades frías, sobre todo las inferiores. 29 Piel pálida; luego cianótica. Hormigueo, peor en la punta de los dedos de las manos. Intenso prurito en todo el cuerpo, especialmente en el cuero cabelludo, cara, brazos y piernas.