Homeopatía General


TARAXACUM



(T. Dens Leonis Diente de León)

Sintomas mentales de TARAXACUM

1 Indecisión y aversión al trabajo. 2 Locuacidad, con tendencia a reir.

Sintomas generales de TARAXACUM

*** 3 Peor: (o aparición de los síntomas) casi todos los síntomas aparecen estando sentado, acostado o en reposo; por comidas grasosas; de noche o de mañana. Mejor: por moverse; caminando; parado;, al aire libre. Lateralídad izquierda superior y derecha inferior. * 4 Sensación de debilidad e inestabilidad en todo el cuerpo, con una necesidad constante de estar acostado o sentado; peor por la sudoración. Puntadas.

Sintomas particulares de TARAXACUM

*** 5 Vértigo con marcha vacilante cuando camina al aire libre. Dolor en la sien izquierda estando sentado, desaparece al pararse o caminar. Cefaleas por problemas gástricos o hepáticos. Cefalea como si se contrajera o expandiera el cerebro. Pesadez y presión en la cabeza. Tensión en el cuero cabelludo. Dolor occipital desgarrarte, mejor parado quieto. Sensación de gran calor en el vértex. 6 Dolor en los ojos, como si tuviera arena en el ángulo interno. Ardor en los ojos, con inflamación, lagrimeo y fotofobia. Se le pegan los párpados de noche. 7 Otalgias. Dolor tironeante en la oreja. 8 Cara roja y caliente. Dolor y presión en las mejillas. Labio superior agrietado. Granitos purulentos en la cara. 9 Odontalgias que se propagan a las cejas. *** 10 Lengua mapeada o geográfica (es su síntoma clave); la lengua está cubierta por una saburra o película blanca (con sensación de estar en carne viva) que se exfolia, dejando placas o manchas denudadas, rojo oscuras y muy sensibles. Sialorrea ácida. Lengua seca con saburra marrón, al despertar a la mañana. Gusto amargo. Los alimentos, sobre todo la carne y la manteca, tienen gusto salado o ácido. * 11 Garganta dolorida, como si estuviera hinchada por dentro. Sequedad, con mucosidad amarga en la arganta; o arranca mucus ácido. El esternocleido mastoideo está muy dolorido al tacto. * 12 Regurgitaciones ácidas; eructos e hipo. Náuseas por alimentos grasos, y cefaleas. Embarazo gástrico. Anorexia. * 13 Hígado grande, indurado y doloroso, con subictericia. Hígado congestionado. Vientre con dolores en los costados, más el derecho, o hipogastrio; pinchazos. Borborigmos y movimientos en el vientre; como si estaliarán burbujas. Timpanismo; flatulencia. 14 Constipación con deseos ineficaces. Dificultad para defecar aún con heces blandas. Tenesmo. Prurito voluptuoso en el periné, que lo induce a rascarse. 15 Necesidad frecuente de orinar, sin dolor, con micción copiosa. Diabetes. Enuresis nocturna. Cáncer de la vejiga. 16 Dolor en los testículos. Erecciones permanentes. Poluciones nocturnas frecuentes; en noches alternadas. 17 Supresión de las menstruaciones. 18 Sensación de compresión de la laringe. Presión en el pecho. Sacudidas en los músculos de los costados del tórax; dolores. 19 Dolores y sacudidas en los músculos del cuello y nuca. Dolor en la espalda y zona lumbar estando acostado. Presión y pinchazos en la columna y sacro, con disnea. Hinchazón y gorgoteo en los omóplatos y hombros. Vibración en el omóplato derecho. ** 20 Sacudidas en músculos del brazo y antebrazo. Dolores en codos, antebrazos, muñecas y los tres últimos dedos de la mano. Granitos en manos y dedos. Los dedos de las manos (y las puntas) están helados. Golpes dolorosos en los miembros inferiores. Dolor en las pantorrillas que cesa al tocarlas. Puntadas en el pie derecho estando sentado; en la planta. Ardor en las rodillas, piernas y dedos de los pies. Sudores profusos entre los dedos de los pies. Várices dolorosas en un hepático, peor en reposo, parado o sentado, y mejor en movimiento. Inquietud de los miembros en la tifoidea. Neuralgias en las rodillas, mejor por la presión. 21 Somnolencia cuando oye un discurso, o de día, con bostezos, estando sentado. Sueños vívídos, pero que no recuerda. ** 22 Escalofríos especialmente después de comer o beber y al aire libre; con estremecimientos o cefaleas. Fiebre después de dormir. Calor de noche al despertar, sobre todo en cara y manos. Copiosos sudores nocturnos, más en la convalescencia de fiebres biliosas o tifoidea; peor antes de medianoche, cuando se va a dormir; debilitantes, causando comezón en la piel. Fiebre sin sed, en la cara y dedos de los pies. 23 Piel malsana, con granitos. Erupción pruriginosa generalizada, como una mezcla de liquen y urticaria.