Homeopatía General


VALERIANA



(Valeriana Officinalis)

Sintomas mentales de VALERIANA

*** 1 Histeria con hipersensibilidad general y de los sentidos, y excesiva excitabilidad nerviosa, con un temperamento muy cambiante e inestable, o con alternancias muy marcadas de síntomas mentales totalmente opuestos (pasa de la mayor alegría a la más profunda tristeza, de la suavídad y dulzura a la mayor agresividad e irritabilidad); a menudo acompañándose de un gran aflujo de pensamientos o ideas que parecen perseguirse unas a otras. Alterna con gran facilidad llanto con risas. Frecuente excitación con temblores. Le parece que está soñando. Inconstante. Vivaz. Egoísta. Histeria en la menopausia. ** 2 Alucinaciones: piensa que él es doble; tiene errores sobre su identidad; piensa que ella es cualquier otra persona; que flota en el aire; que está fuera de casa; que es incorpóreo; que todo a su alrededor es desagradable o extraño, incluso las cosas familiares; que es pobre; vé caras, hombres, animales. Delirio suave con alegría y temblores; intentos de escapar por la ventana; o amenaza y vocifera salvajemente. Vagabundea por su casa. Contesta incoherentemente y sin relación con la pregunta. Ira fácil. ** 3 Miedo al anochecer; a la oscuridad; a sitios cerrados; a estar sola; de entrar en una habitación. Los miedos mejoran al aire libre. Está mentalmente peor en la oscuridad y en el crepúsculo. Ansiedad en la casa; hiponcondríaca. Inquietud; con temblores. * 4 A veces hay una acentuada claridad mental, sobre todo al anochecer o cuando suda, que puede llegar a la clarividencia. Otras veces, el intelecto está nublado, hay confusión sobre su identidad o está como borracho (peor durante la fiebre). Se equivoca en las localidades. Inconsciencia por los dolores. * 5 Cansado o aburrido de la vida, peor durante la fiebre; nostalgias. 0 muy trabajador, laborioso.

Sintomas generales de VALERIANA

** 6 Peor: parado, sentado o en reposo; al agacharse; por el tacto; a mediodía y enseguida después; antes de medianoche; al aire libre o por una corriente de aire; en ayunas. Mejor: por el movimiento; después de dormir; después de comer; por caminar. ** 7 Los dolores aparecen después de un reposo prolongado en cualquier posición, y mejoran al cambiarla; aparecen repentinamente o van y vienen; son de todo tipo, pero especialmente en sacudidas, presivos de dentro afuera, en puntadas (especialmente hacia afuera), desgarrantes o como calambres. ** 7a Sensación de hilos. 8 Epilepsia. Convulsiones post traumáticas. Espasmos o sacudidas musculares, peor por la inmovílidad o excitación. Tensión dolorosa en los músculos.

Sintomas particulares de VALERIANA

* 9 Mareos al agacharse. Plenitud cefálica. Cefaleas presivas, tironeantes o punzantes, sobre todo frontales, que aparecen bruscamente o en sacudidas; peor al anochecer, en reposo, al aire libre, después de comer o a la luz solar; mejor por el movimiento en la habitación y cambiando de posicion. Hemicráncas. Sensación de frío en la parte superior de la cabeza, peor por la presión del sombrero. Sudores en la frente al mediodía. Cefalea frontal cortante. 10 Dolores desgarrantes o punzantes que le atraviesan los ojos. Ardor en los ojos a la mañana después de levantarse. Ojos brillantes. Parpados rojos, hinchados y doloridos. Miopía. Vé chispas; vé luz en la oscuridad. Visión turbia. * 11 Otalgias por exponerse a corrientes de aire y al frío; sacudidas dolorosas en los oídos. Oye timbres o campanas. 12 Violentos estornudos. Siente olor a sebo fétido. ** 13 Dolor facial con sacudidas y tironeos en las mejillas. Enrojecímiento de la cara, con calor facial, peor sentado o al aire libre, seguidos de sudores en la cara, y en todo el cuerpo, peor moviéndose. Siente como electricidad en la rama inferior del trigémino. Ampollas dolorosas en el labio superior. * 14 Ampollas blancas en la lengua, que duelen al tocarlas. Odontalgias. Gusto a sebo fétido a la mañana temprano, después de levantarse; amargo en la punta de la lengua; viscoso después de despertarse a la mañana; grasoso; pútrido. * 15 Sensación de que un hilo está colgando desde la garganta hacia el vientre. ** 16 Eructos con olor a huevos podridos, al despertar a la mañana. Regurgitaciones frecuentes, rancias o quemantes. Hambre voraz con náuseas. Vómitos nocturnos; biliosos o mucosos, con violentos estremecimientos. Hipo en el bebé nervioso después de las mamadas ó de haber sido sacudido. El bebé vomita la leche, de vaca o materna, coagulada en grandes pedazos, que también se observan en las deposiciones; apenas ha mamado (el pecho o la mamadera) y, especialmente, cuando la madre ha tenido un acceso de cólera. Vómitos por tomar leche. Presión en el epigastrio que aparece y desaparece repentinamente. * 17 Espasmos intestinales dolorosos en el bebé, con gritos y diarrea acuosa. Dolores en el hígado y epigastrio al tocar. Abdomen inflado y duro; como si fuera a estallar. Retracción del vientre. Cólicos a la noche en cama o después de cenar, que no mejoran en ninguna posición. Dolorimiento como magulladura en el hipogastrio e ingles. * 18 Heces verdosas mezcladas con sangre; o con grandes coágulos de leche. Melenas. Presión burbujeante en el ano. Dolores rectales agudos. Prolapso rectal si hace muchos esfuerzos al orinar. Ascaridiasis. 19 Polaquiuria con poliuria. Sedimento blanco, rojo o turbio en la orina. 20 Hormigueo en el pene, como dormido. Erecciones frecuentes. Gorgoteo y tensión en el testículo derecho estando sentado. 21 Menstruaciones retrasadas y escasas. 22 Se ahoga al dormirse; se despierta sofocado. Inspiraciones cada vez más rápidas y profundas hasta que cesan; luego reanuda la espiración como un sollozo. Sensación de algo caliente que sube del estómago, cortándole la respiración, con cosquilleo laríngeo y tos. Angustia y opresión en el pecho. Sacudidas en el pecho; bruscas puntadas de dentro afuera, o presión. Erupción de nódulos duros y pequeños en el tórax. Asma. Movimientos convulsivos del diafragma. *** 23 Dolores de espalda peor sentado o parado, especialmente en la región lumbar, como si estuviera torcida o dislocada, extendiéndose el dolor a la cadera cuando está sentado o parado. Dolores reumáticos en los omóplatos. *** 24 Dolores, reumáticos o no, en las extremidades, especialmente en las inferiores, que aparecen o se agravan estando sentado o parado, y luego mejoran o desaparecen caminando o por el movimiento; dolores paralíticos, que le impiden el movimiento; los dolores son sobre todo acusados en las piernas, los tobillos y talones, y son especialmente tironeantes, o como luxación (en tobillos, peor al subir escaleras), o puntadas (más en los talones), o desgarrantes en los miembros superiores, piernas, en las pantorrillas después de mediodía. Calambres tironeantes desde el biceps hacia abajo cuando escribe; o como un shock eléctrico en el húmero. Dolor paralítico en hombros, codos y rodillas después de caminar. Temblores en las manos al escribir. Dolor intolerable en la cadera, muslo y tibia estando parado, como si fueran a romperse. Dolor en las pantorrillas al cruzar las piernas. Dolor constante en los talones. Dolores desgarrantes en plantas de pies y dedos. Ciática peor al anochecer, parado o sentado y apoyando los pies en el suelo o dejándolos colgar, o estirando el miembro inferior estando en reposo despues de un esfuerzo; mejor flexíonando la pierna, caminando o por el movimiento. Tensión en las pantorrillas, peor a las 17 horas, estando sentado. 25 Ingomnio. Sueño alterado, con inquietud y sueños confusos. 26 Escalofríos que comienzan en la nuca y bajan por la espalda. Fiebre o calor, peor al anochecer y cuando come; con sed y taquicardia o pulso irregular. Sudores copiosos, peor de noche y por esfuerzos, especialmente en cara y frente, a menudo apareciendo y desapareciendo repentinamente. Sensación de frío helado. 27 Erupción de nódulos pequeños, al principio rojos y confluentes, luego blancos y duros. Piel muy caliente y seca.