Homeopatía General


VERBASCUM



(V. Thapsus. Burbuja Blanca)

Sintomas mentales de VERBASCUM

l Malhumor, irascibilidad. 0 bien excesiva alegría, con risas; excitación mental con fantasías eróticas. Gran aflujo de ideas, con imaginación vivida. 2 Distraido. Apático. Escasa memoria.

Sintomas generales de VERBASCUM

** 3 Peor: por el tacto y la presión; al agacharse; caminando; de noche; por corrientes de aire; por exposición al frío; por cambios de frío a calor o viceversa, por hablar; por estonudar; de 9 a 16 horas; sentado. Mejor: al levantarse de estar sentado. ** 4 Dolores desgarrantes, lancinantes, pínchantes (y en los huesos), neurálgicos, de gran intensidad, que van hacia abajo; sensación de adormecimiento con casi todos los dolores.

Sintomas particulares de VERBASCUM

5 Vértigo al presionar o apoyar la mejilla izquierda. Cefalea frontal presiva hacia afuera; o de un solo lado, peor por cambios de temperatura. Puntadas en el cerebro. Dolor en la sien derecha cuando come. Resonancia en la cabeza cuando camina. 6 Dolor en los ojos, con ardor. Visión turbia, como si mirara a través de un velo. ** 7 Otalgias desgarrantes, a veces cuando come. Sensación de que el oído está tironeado hacia adentro. Oído tapado, primero el izquierdo, luego el derecho, con obstrucción nasal, cuando lee en voz alta; con hipoacusia (como si tuviera una membrana delante del oído). Se duerme la oreja. Sordera. 8 Sensación de obstrucción nasal, laríngea y de los oídos. Coriza profuso, con sinusitis frontal y copioso lagrimeo ardiente. *** 9 Neuralgia facial (es uno de los más importantes medicamentos), especíalmente provocada o agravada por cambios de temperatura; izquierda o derecha, y que aparece sobre todo a las 9 horas, o de 9 a 16 horas (alcanzando el máximo a mediodía y decreciendo luego paulatinamente hasta desaparecer a las 16 horas); los dolores son paroxísticos, tironeantes o presivos o como si le estrujaran con tenazas; y se agravan en la cama, acostado, por las corrientes de aire, el aire frío y el tiempo tormentoso, por el movimiento general y de la mandíbula, masticando, por la presión, al estornudar, al hablar, al tocar y al despertar; con lagrímeo y, a veces, coriza; se extienden al hueso malar. Dolor en la articulación témporo maxilar. 10 Odontalgias con dolores desgarrantes en los molares * 11 Acumulación de saliva copiosa y salada. La raíz de la lengua es marrón a la mañana. Lengua amarillo marrón con mucosidad viscosa de mañana. Gusto horrible en la boca, con mal aliento. 12 Intenso dolor de garganta al tragar. 13 Hambre, sin gusto por la comida. Sed insaciable. Regurgitaciones amargas, con náuseas. Hipo frecuente. Sensación de vacío gástrico, que desaparece con un borborigmo. * 14 Dolores cortantes, gorgoteos y borborigmos en el hipocondrío izquierdo. Flatulencia, con presión dolorosa y violenta en el ombligo, como por una piedra o tapón, peor doblándose. Dolores en el vientre, que van profundamente hacia abajo, con deseos de defecar y contracción espasmódica del ano. * 15 Intensa diarrea con cólicos. Heces duras, como de cordero, evacuadas con mucho esfuerzo. Hemorroides que pican. Prurito anal. 16 Frecuentes deseos de orinar, con micción copiosa. Enuresis nocturna. Micción dolorosa. 17 Poluciones nocturnas sin sueños eróticos. * 18 Ronquera cuando lee en voz alta. Tos sobre todo al anochecer y de noche; frecuentes ataques de tos profunda, hueca (mejor respirando profundamente), ronca, como de "bajo profundo", que suena como una trompeta; provocada por cosquilleo en pecho y laringe. Disnea; asma. Puntadas en el tórax. Nódulos rojos y dolorosos a la presión, cerca del apéndice xifoides. 19 Dolores precordiales lancinantes, al anochecer después de acostarse. 20 Dolores lancinantes en la espalda y omóplatos. Puntadas persistentes en el omóplato izquierdo y en la última vértebra dorsal. Dolor de espalda peor por la presión. * 21 Puntadas en los miembros. Dolores reumáticos desgarrantes, presivos o lancinantes en las articulaciones del miembro superior. Puntadas o como una torcedura en la articulación radiocarpiana. Pesadez y cansancio en piernas y pies, especialmente al subir escaleras. Calambres en el muslo derecho cuando camina al aire libre, en la planta del pie derecho estando parado, desaparece al caminar. Marcha vacilante. Temblor en las rodillas. Puntadas en la rótula y en los huesos del pie y dedos, peor en el izquierdo y en reposo. 22 Gran somnolencia después de comer. Sueño inquieto y alterado a la noche. Se despierta a las 4, con sueños de guerras y cadáveres. 23 Frío interno en todo el cuerpo, y en manos y pies también es objetivo. Estremecimientos de un solo lado del cuerpo, como si estuviera bañado en agua fría.