BERBENA


Homeopatia BERBENA Imagen general de BERBENA.

Planta herbácea de 60--80 cm, con tallos ascendentes, a veces ramificados y cubiertos de pelos tiesos; hojas subsésiles, opuestas, elípticas, obtusamente agudas, aserradas de unos 4--9 cm; flores monopétalas, violáceas, en espigas delgadas agrupadas en panículas; corola y 2 mm de cáliz.2. Originaria de Arizona, México y Centroamérica, presente en climas cálido, semicálido, semiseco y templado, desde 0--3900 msnm. Crece en terrenos de cultivo y comúnmente en sitios perturbados con vegetación acuática de Oenothera y Cyperus, bosques tropicales caducifolio, subcaducifolio y perennifolio, matorral xerófilo subtropical, pastizal, bosque espinoso, mesófilo de montaña, de encino, de pino y mixto (de pino y encino).4. Se utiliza para padecimientos de tipo digestivo (vómitos, diarrea, calor de estómago, disentería y granos en la boca) y como purgante. Pero es la bilis la enfermedad que más se menciona cuando se emplea a esta planta como medicinal; la manera más común para curarla es con la infusión de la verbena suministrada en forma de té, donde todas las partes de la planta son utilizadas. Se elabora una decocción agregando hojas de nogal, fresno, menta, salvia, canela, limón, Santa María, guácima, tepoza, romero y se toma por la mañana. En uso externo se emplea en baños de asiento (de la cintura para abajo), un manojo de la planta se hierve y con esta decocción se efectúa el tratamiento. Con igual modo de preparación, pero en forma de lavados, se emplea para las punzadas de la cabeza, evitar la caída de pelo, caspa, orzuela, salpullido, golpes, infecciones de la piel y contra los piojos. Para los granos y heridas se hace una infusión con la raíz y con el líquido se lava diariamente la parte afectada. Se usa en diversas enfermedades: renales (inflamación del riñón, disolución de piedras en la vejiga, diurético y si se tiene dificultad al orinar), hepáticos ('secreción del hígado'); para el chincualo, dolor de muelas, paludismo, tirisia, nervios, baños de niños, amigdalitis, sordera, gota, reumas y calentura. Así como para la enfermedad cultural del mal de ojo (mal de aire, aire malo, mirada fuerte, ojeada, ojeadura, carácter fuerte y vista fuerte).7. En el s. XVI, Francisco Hernández la relata como diurético. Alfonso Herrera, en el s. XX la menciona como expectorante. No existen estudios farmacológicos que validen sus aplicaciones terapéuticas. El único estudio químico que existe sobre la verbena fue realizado por dos investigadores alemanes, describen la presencia de dos monoterpenos, los ástatos sido y el verbenalín en las partes aéreas.

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

2022 Derechos Reservados Copyright de Homeopatía General