MERCURIUS CORROSIVUS


Homeopatía MERCURIUS CORROSIVUS Imagen general de MERCURIUS CORROSIVUS.



Título: Mercurius Corrosivus: Todo lo que necesitas saber

Introducción:
Mercurius Corrosivus es un remedio homeopático que se utiliza para tratar una amplia variedad de problemas de salud. Este remedio se deriva del mercurio, un metal que se ha utilizado durante siglos para tratar diversas dolencias. En este artículo, exploraremos los beneficios y efectos secundarios del Mercurius Corrosivus, así como su uso en la homeopatía.

1. ¿Qué es Mercurius Corrosivus?
- Origen y composición del remedio homeopático
- Cómo se produce y cómo se administra

2. Beneficios de Mercurius Corrosivus
- Tratamiento de enfermedades de la piel
- Tratamiento de infecciones urinarias
- Tratamiento de enfermedades respiratorias
- Tratamiento de enfermedades gastrointestinales

3. Efectos secundarios de Mercurius Corrosivus
- Toxicidad del mercurio
- Precauciones y advertencias
- Posibles efectos secundarios

4. Uso de Mercurius Corrosivus en la homeopatía
- Cómo funciona en la homeopatía
- Cómo se prescribe y se administra
- Casos en los que se utiliza

5. Cómo elegir el remedio adecuado
- Consulta con un homeópata
- Diagnóstico preciso
- Tratamiento individualizado

6. Mercurius Corrosivus en comparación con otros remedios homeopáticos
- Diferencias entre Mercurius Corrosivus y otros remedios de mercurio
- Diferencias entre Mercurius Corrosivus y otros remedios para enfermedades similares

7. ¿Es seguro Mercurius Corrosivus?
- Seguridad del remedio homeopático
- Precauciones y advertencias
- Uso en niños y mujeres embarazadas

8. ¿Dónde comprar Mercurius Corrosivus?
- Lugares donde se puede comprar
- Consejos para comprar remedios homeopáticos

Conclusión:
Mercurius Corrosivus es un remedio homeopático seguro y efectivo que se utiliza para tratar una amplia variedad de problemas de salud. Si estás considerando utilizar este remedio, es importante que consultes con un homeópata y sigas las precauciones y advertencias adecuadas. Con el tratamiento adecuado, puedes disfrutar de los beneficios del Mercurius Corrosivus y mejorar tu salud de manera natural.

Preguntas frecuentes:
1. ¿Es Mercurius Corrosivus un remedio homeopático seguro?
2. ¿Cuáles son los efectos secundarios de Mercurius Corrosivus?
3. ¿Cómo se administra Mercurius Corrosivus en la homeopatía?
4. ¿Pueden los niños y las mujeres embarazadas utilizar Mercurius Corrosivus?
5. ¿Dónde puedo comprar Mercurius Corrosivus?

Mercurius Corrosivus: el remedio homeopático para tratar infecciones

¡Hola! Si estás buscando una solución natural para tratar infecciones, has llegado al lugar correcto. Hoy te hablaré de Mercurius Corrosivus, un remedio homeopático que puede ayudarte a aliviar los síntomas de diversas afecciones.

¿Qué es Mercurius Corrosivus?

Mercurius Corrosivus es un remedio homeopático que se elabora a partir del mercurio corrosivo sublimado. Se utiliza para tratar diversas afecciones, como infecciones de la garganta, úlceras bucales, diarrea y cistitis, entre otras.

¿Cómo funciona?

El Mercurius Corrosivus actúa como un antiséptico y antiinflamatorio natural. Ayuda a reducir la inflamación y el dolor en las áreas afectadas, y también puede ayudar a combatir las bacterias y virus que causan las infecciones.

¿Cómo se utiliza?

El Mercurius Corrosivus se puede tomar en forma de glóbulos o gotas, según las indicaciones de un médico homeópata. La dosis y la frecuencia de la administración dependerán de la gravedad de la afección y de las características individuales de cada paciente.

¿Tiene efectos secundarios?

El Mercurius Corrosivus es un remedio homeopático seguro y sin efectos secundarios conocidos, siempre y cuando se tome en las dosis adecuadas y bajo la supervisión de un médico homeópata.

Conclusión

En resumen, el Mercurius Corrosivus es un remedio homeopático eficaz para tratar diversas infecciones y aliviar los síntomas asociados. Si estás buscando una solución natural para tratar tus afecciones, no dudes en consultar a un médico homeópata y considerar el uso de Mercurius Corrosivus.



Sublimado Corrosivo o Bicloruro de Mercurio. HgCl2)

Sintomas mentales de MERCURIUS CORROSIVUS

1 Debilidad mental; mira a las personas que le hablan, y no les entiende. Estupor y delirio. 2 Malhumor, nada le interesa, o alterna con hilaridad. Deprimido. Ansiedad con insomnio.

Sintomas generales de MERCURIUS CORROSIVUS

*** 3 Tal vez la característica general más importante de este medicamento es la intensificaci?n de la acción mercurial que parece producir el aporte del elemento Cloro a esta sal. Se convierte así en un Mercurius de mucho mayor rapidez e intensidad en su acción y en sus síntomas, especialmente en el ardor, la fagedenizaci?n de sus úlceras y chancros y el tenesmo rectal y vesical. Además, seg?n Teste, Mercurius Corr?sivus esté especialmente indicado en hombres (cuando los síntomas son de Mercurius) y Mercurius en mujeres. * 4 Agrvaci?n: de noche o al anochecer; por ?ciclos. Mejor: por el movimiento. * 5 Debilidad cuando esté parado sin moverse. Esté acostado de espaldas con las rodillas flexionadas y elevadas; lo mejora. * 6 Dolores tironeantes en el periostio. Periostitis. Adenopatéas; linfangitis. 7 Sacudidas musculares convulsivas en la cara, brazos y piernas. Violentas sacudidas o sobresaltos al dormirse. Convulsiones. Temblores.

Deseos y aversiones de MERCURIUS CORROSIVUS

* 8 Intensa sed, con deseo de bebidas frías. Desea alimentos fríos y tiene aversión a las comidas calientes.

Sintomas particulares de MERCURIUS CORROSIVUS

* 9 Vértigo con frio y sudores fríos, con sordera al agacharse. Pesadez cefálica; congestión de cara y cabeza, con mejilas ardientes. Cefalea frontal; puntadas. Tironeos dolorosos en el cr?neo. Sudores copiosos en la frente. Ca?da del cabello. ** 10 Ojos prominentes; mirada fija. Miosis con arreflexia pupilar. Inflamaci?n de los ojos, con dolores presivos, ardientes, sequedad y conjuntivas rojas, con sensación de ojo muy peque?o. Dolor retroocular, corno si empujara los ojos hacia afuera, peor de noche. Excesiva fotofobia (peor caminando al sol) con lagrimeo irritante y corrosivo. Iritis sifil?téca (es casi un espec?fico) o no, con iris turbio, engrosado, que no se contrae ni se dilata, y la pupila de contorno irregular; con dolores severos, ardientes, desgarrantes; peor de noche; con hipopion y adherencias. Flicténulas y úlceras profundas y dolorosas en la c?rnea. P?rpados edematosos, rojos y excoriados, ardientes, con los bordes cubiertos de costras gruesas o pústulas; evertidos. Diplop?a o ve los objetos como más chicos. Oftalmia del recién nacido. Retinitis albumin?rica, hemorrágica. ll Otitis con puntadas. Secrecién de pus fétido del oído. Pulsaciones violentas en los oídos, más en el izquierdo y de tarde. 12 Coriza agudo violento, con descarga acuosa y narinas como en carne viva. Nariz hinchada y roja. Epéstaxis frecuentes. Coriza crónico u ozena, con secrecién espesa, adherente, excoriante, con sequedad en las coanas; Perforaci?n del tabique. Lo que bebe, con frecuencia sale por la nariz. * 13 Cara pálida o amarillenta; o roja, dura, abotagada; rasgos distorsionados. Dolor en el malar izquierdo o en el seno maxilar. Intensa neuralgia fac?al extendida hacia las mandíbulas, mejor de día, peor de 16 a 22 horas y de noche. Expresión agotada. Edema facial. Cara cubierta de sudores frios. Labios muy hinchados, sensibles, negros o rojo oscuros; secos y agrietados; cubiertos de una secrecién seca; labio superior hinchado y vuelto hacia arriba. ** 14 Dientes flojos, que duelen y caen. Encías hinchadas, esponjosas y que sangran fácilmente, ulceradas, doloridas, separadas de los dientes; piorrea; cubiertas con falsas membranas o fuliginosidades; gangrenosas. Lengua excesivamente hinchada, inflamada, dolorida, que mueve con dificultad, blanquecina en la parte anterior y amarillenta en la posterior y bordes; o seca y roja; amarillo sucia; papilas elevadas. Sensación de boca quemada, con dolor ardiente. Ulceraciones en la boca, faged?nicas. Aliento fétido. Salivaci?n intensa, amarillenta, acre, sanguinolenta, viscosa. Gusto salado o muy amargo o metélico. *** 15 La garganta es uno de los principales campos de acción de Mercurius Corrosivus. La garganta esté intensamente inflamada, dolorosa, de color rojo sombra y tan hinchada que le impide respirar, con sensación de constricción y ahogo; degluci?n muy dolorosa, a?n para los líquidos; cuando intenta tragar aunque sea una gota, al hacer el esfuerzo, hay espasmo del es?fago, arcadas y vómitos; hay dolores ardientes en la garganta y es?fago, como si los tuviera en carne viva, y que se agravan por la menor presión exterior o contacto. Amígdalas hinchadas y cubiertas de úlceras; con dolores cortantes. Ulceraciones en la garganta, que se extienden r?pidamente. Los dolores pueden extenderse a los oidos. Hay una enorme hinchaz?n de los ganglios del cuello y submaxilares, y del cuello mismo. Uvula alargada, hinchada, rojo oscura. Ardor en el es?fago. Ulceras en la ?vula, faged?nicas. 16 Ardores en el estómago. Distensi?n del epigastrio, y no tolera el contacto. Incesantes vómitos biliosos o verdosos; vómitos mucosos o de sangre, o estriados de sangre o como borra de café. * 17 Dolor en el hígado (puntadas) y en el hombro derecho. Abdomen hinchado y doloroso por el menor contacto. Vientre como golpeado, especialmente en la regi?n apendicular y sobre el colon transverso. Ganglios inguinales dolorosos. Tironeo doloroso en la ingle izquierda. Apendicitis aguda; peritonitis. *** 18 Diarrea frecuente, pero poco abundante, de mucus y sangre mezclados, con una constante necesidad de mover el vientre, día y noche, con intensos dolores cólicos cortantes y tenesmo constante rectal y vesical (simulténeos), que no mejora al defecar; con ardor en el recto y ano mientras defeca y después. Las heces son, además de mucosanguinolentas, verdosas, biliosas, con membranas, o marrones, fétidas, calientes, negruzcas. Disenteria y diarreas de Verano. Humedad anal corrosiva. Prurito anal caminando. Espasmo rectal postcoito. Constipación con heces adherentes. *** 19 Micciones frecuentes y muy dolorosas, con intenso ardor en la uretra (más antes de orinar), con orina quemante que sale gota a gota, e intenso tenesmo vesical. La orina puede ser caliente, sanguinolenta, marr?n con sedimento como polvo de ladrillo, con filamentos, con cilindros epiteliales o trozos mucosos; albuminuria (aun en el embarazo); orina escasa o suprimida. Blenorragia, con secrecién verdosa, peor de noche; con ardor al orinar, puntadas en la uretra y meato uretral rojo e hinchado. ** 20 Violentas erecciones durmiendo. Pinchazos en el testículo izquierdo. Pene y testículos enormemente hinchados. Glande dolorido y caliente. Ulceraciones y chancros duros que se extienden r?pidamente, en el pene, glande y prepucio, y en la punta del pene. Es uno de los principales medicamentos de la s?filis primaria. Los chancros pueden segregar un pus fétido. Parafimosis o fimosis; glande rojo oscuro, como gangrenado. Condilomas. 21 Menstruaciones adelantadas y copiosas. Flujo blanco amarillento de olor nauseoso, dulzón. Intensa inflamaci?n vulvar. Hinchazón dolorosa de los senos alrededor del pez?n. Grietas sangrantes y muy dolorosas en el pez?n, sobre todo al amamantar. 22 Afon?a, con dolores ardientes o cortantes en la tr?quea. Espasmo de glotis al tragar. Respiraci?n disneica, o lenta, interrumpida, suspirosa. Tos seca, hueca, o con expectoración mucosanguinolenta. Opresión o constricción en el tórax; puntadas en la base derecha, peor de noche. Hem?ptisis. Dolor precordial. Palpitaciones. Pulso r?pido, intermitente o irregular. 23 Extremidades frías y cian?ticas. Dolores reum?ticos por blenorragia suprimida. Dolores agudos que se agravan de noche, con sudores, y mejoran con el movimiento. Dolores en hombro y omóplato izquierdos. Brazo derecho hinchado rojo y con ves?culas. Puntadas en la cadera, sobre todo en la derecha; dolores en la articulación coxofemoral. Mialgias en el muslo. Dolor en la tibia. Piernas dormidas. Calambres en las pantorrillas. Pies helados. U?as grises. 24 Hipo en el sue?o. Bostezos y desperezamientos frecuentes. Insomnio, sacudidas al dormirse, o lo despiertan. Sue?a con guerras y asesinatos. * 25 Escalofríos: de noche en cama, por el menor movimiento o al aire libre. Calor al agacharse, y frío al erguirse. Piel fría, cubierta de copiosos sudores fríos, peor de noche, sobre todo en la frente. Suda después de orinar. * 26 Piel roja y ardiente, con pequeñas ves?culas; o fría y h?meda. Ictericia. Ulceras serpiginosas. Eczema. Viruela. Condilomas. Rash sifil?tico.

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

2023 Derechos Reservados Copyright de Mediicna Homeopatica General 2023